Trama en España de los bebés robados.

Recogemos una entrada reciente muy interesante de Manu Buendía. Destacamos la abundante información y el enfoque tan claro e incontestable de su artículo. Un extracto para abrir el apetito:

16) En febrero pasado, el Comité de Derechos de la Infancia de la ONU hizo una mención explícita en un informe sobre la trama de bebés robados en España y sus posibles vínculos con la Iglesia Católica. La Agencia insta a la Santa Sede a castigar a las personas responsables y a facilitar a las víctimas información sobre su filiación biológica, para dilucidar los verdaderos progenitores. Otro punto muy positivo.
17) La ONU se hace eco del descubrimiento en 2011 en España de centenares de bebés que fueron despojados de sus madres. Los varones en ese instante próximo al nacimiento eran sujetos pasivos en aquellos años. Aprovecho para afirmar que se ha avanzado muchísimo en España en el tema de la participación e implicación emocional de los hombres en los partos y los días siguientes. Dichos bebés robados fueron vendidos por una red de personal médico, sacerdotes y monjas, a otras familias. El caso se asemeja al de las “lavanderías de Magdalena “, en Irlanda.

La entrada completa: http://quetengasunbuendiaigualitario.blogspot.com.es/2014/08/trama-en-espana-de-los-bebes-robados.html

35 cosas que cualquier hombre puede hacer para apoyar el feminismo

FireShot Screen Capture #224 - 'Facebook' - www_facebook_comNos gustó mucho así que reproducimos artículo preparado y traducido por moscacojonera en GOLFOS CON PRINCIPIOS.
Traduzco este texto de Pamela Clark “35 PRACTICAL STEPS MEN CAN TAKE TO SUPPORT FEMINISM“. A ver qué os parece…
“La mayoría de los hombres hacen muchas cosas todos los días que directa o indirectamente contribuyen a una cultura de desigualdad de géneros.
En Facebook un amigo enlazó un artículo llamado 20 Tools for Men to Further Feminist Revolution (2o herramientas para hombres para avanzar en la revolución feminista). Aunque le gustó la lista, notó (acertadamente) que la mayoría de las sugerencias eran bastante académicas. Este amigo, como yo, un intelectual, por lo que este comentario no es una crítica al artículo original. Es sólo que las herramientas prácticas y las herramientas académicas tienen diferentes espacios en el mundo.
Sus comentarios me animaron a crear una lista con herramientas más prácticas. La mayoría de los hombres —particularmente los hombres que se benefician de muchas maneras de los privilegios estructurales— hacen muchas cosas en su vida diaria que contribuyen directa o indirectamente a una cultura de desigualdad de género. Incluso hombres que apoyan el feminismo en teoría no lo hacen nada bien al aplicar el feminismo en sus actividades diarias.
La lista incluye sugerencias sobre herramientas prácticas que todos los hombres pueden aplicar en su vida diaria para alimentar la igualdad en sus relaciones con las mujeres, y contribuir a una cultura en las que las mujeres se sientan con una carga menor, menos inseguras y más respetadas.
Parte de vivir en una sociedad patriarcal es que los hombres no son socializados para pensar sobre cómo sus costumbres y actitudes dañan a las mujeres. La lista está pensada para empujar  a los hombres a pensar consciente y personalmente sobre los efectos directos e indirectos que tienen sobre las mujeres y a pensar más sobre cómo pueden contribuir al feminismo a través de sus prácticas vividas, diarias.
Las herramientas de la 15 a 27 son de Lindsay Ulrich. Las otras son de Pamela Clark.
La lista no prentende ser exhaustiva o exclusiva. Algunas cosas en la lista se aplicarán a unos hombres más que a otros, pero si eres un hombre y humano te garantizo que hay al menos un área de la lista en la que puedes mejorar. ¡Si piensas que hay algo que se nos ha olvidado, dímelo! ¡Si piensas que algo en esta lista es problemático, hablemos sobre ello!

(más…)

Curso de Postgrado: Experto/a en Intervención con hombres en igualdad, género y masculinidades” 3ª edición

_DSC8650_1Desde la Fundación Isonomía de la Universidad Jaime I de Castellón se lanza de nuevo el curso de “Experto/a en intervención con hombres en igualdad, género y masculinidades”. Se trata de un curso de marcado carácter práctico, dirigido a personas que deseen trabajar profesionalmente en la intervención social con hombres y en desarrollar espacios de reflexión masculina desde la perspectiva de la igualdad.

Este curso surge con el propósito claro de dar salida a las nuevas necesidades profesionales en el ámbito social, trabajando la igualdad también desde la intervención con hombres, dado que no hay una oferta formativa especializada de postgrado en esta línea.

 Fechas| octubre 2014 – julio/septiembre 2015
 Modalidad| On line
 Duración| 22 ECTS

Díptico informativo Pincha aqui
Más información del cursoaula del curso 

Descargar documento proceso de matrícula (pdf)

Más informaciónformacioisonomia@uji.es

Red de Hombres por el Cambio. Mozambique

Gracias a los compañeros de Homes Igualitaris acabamos de conocer la existencia de esta organización hermana y lo compartimos con vosotros y vosotras. FireShot Screen Capture #238 - '' - www_hopem_org_mzFireShot Screen Capture #237 - '' - www_hopem_org_mz

Pasar, ¡qué complicado! en Pikara Magazine

Ya está. Lo conseguí. Paso. ¿Que qué paso? Paso como chico. Qué concepto más horrible. ¿No era que “soy un chico”? ¿Pero qué chico? No seré nunca un chico cis, soy un chico trans. Y me encanta, no lo cambiaría, es como me siento mejor. Pero ahora paso. Paso como chico cis con todo lo que eso conlleva.

Pol Galofre Molero

Ilustración: Emma Gascó

Llegeix l’article original en català

Qué perverso. Si no estoy constantemente saliendo del armario siento que escondo una parte vital de mí, que es que yo no soy un chico cis. Ni lo quiero ser.

Pero volvamos al “pasar”. Ha sido un camino largo, cada uno tiene sus procesos, y yo soy lento. Pero esta lentitud me ha permitido parar y observar. Observar mis cambios, pero también los cambios del resto de la gente hacia mí, que son los que me parecen más interesantes.

El primer cambio fue cuando pasé de ser un objeto del deseo masculino a un igual. De repente me di cuenta de que llevaba toda la vida con una mochila cargada a mis espaldas llena de miedo. Un miedo que de forma más o menos consciente hemos sentido todas aquellas personas socializadas como mujeres, y aquellas que son reconocidas como tales. Un miedo sistémico que damos por hecho. Tan sistémico que yo (hasta siendo feminista) no fui capaz de reconocer en mí hasta que no me vi libre de él. Hasta el día en que se me acercó un tío por la calle para hablar y para él no existía posibilidad de relación sexual.  El acercamiento fue de igual a igual.

Me pareció insólito. Por un lado me fascinó, me encantó. Era un reconocimiento muy fuerte de mi transición, de la imagen que quería dar de mí mismo. Por otro lado me alarmó. ¿Cómo podía ser que llevase ese saco tan pesado encima y no me diese cuenta? ¿Cuán asimilado tenía que debía llevar las defensas siempre en guardia? ¿De quién era la culpa? ¿Era culpa del tío que me tocó el pecho en medio de los túneles del metro en la adolescencia? ¿De los que me habían enseñado sus pollas por la calle? ¿Era culpa del capullo que me agredió cuando tenía 11 años? Sin estas experiencias, ¿llevaría la misma mochila? ¿Hay alguien que no haya tenido experiencias similares a estas? Hablo con mi madre y me explica las veces que le han tocado el culo en público: en el autobús, en el cine, etc. Lo dice como si nada, quitándole todo el hierro al asunto, pero está lleno de hierro. Pienso en las veces que no me explica. Mi hermana calla. ¿Ella tiene historias como estas? ¿Cuánto daño le han hecho? ¿Cuán enterradas están que no puede ni mencionarlas? ¿Las ha olvidado? Yo olvidé al capullo durante 9 años.

Ahora ya no me tocan por la calle.

El segundo cambio fue un cambio interno. Ahora ya no era objeto del deseo masculino heterosexual. Pasé a formar parte del círculo del “hombre” y cada vez que me permitían la entrada a espacios exclusivamente masculinos me convertía en alguien cada vez más feminista. Con las gafas violetas puestas tuve que replantearme mi identidad, pero sobretodo mi masculinidad. ¿Qué masculinidad quería performar? ¿La misma que cuando el mundo me identificaba como mujer butch? Ahora que paso como chico, ¿puedo tener las mismas actitudes que tenía como mujer empoderada?

Había aprendido a ocupar el espacio, a conquistarlo, y ahora me tocaba aprender a desocuparlo. Decidí conscientemente que si el mundo me tenía que identificar como hombre, yo iba a performar ser marica. Me des-butchicé como pude: pendiente en la oreja y ¡vamos! A sonreir siempre, gesticular y cruzar las piernas como nunca lo había hecho. Esto de ser hombre blanco, joven, heterosexual y de clase media era un poco demasiado y, por suerte o por desgracia, (para mí es más por desgracia) con los chicos trans no existe el término medio. O te identifican como mujer masculina o eres un hombre. El concepto “chico trans”, esta imagen que anhelo, no existe. Pero puede que la anhele porque no existe, y si existiese (como existe la de “chica trans”) quizás huiría de ella tanto como pudiese.

El tiempo ha ido pasando y la testosterona ha ido haciendo su efecto. Ahora paso más. Paso, paso. Paso tanto que ha venido un tercer cambio. Un tercer cambio que no me gusta, que me alarma y que me incomoda. Ya van dos o tres veces que me han expulsado de espacios en los que había chicas cambiándose de ropa. En el momento me ha extrañado, me ha hecho gracia y lo he encontrado curioso. Vengo del mundo de la farándula y estoy acostumbrado a que todo el mundo se cambie delante de todo el mundo. Pero ha habido algo que se ha quedado en mi pensamiento, dando vueltas, haciendo run-run. Hoy me he dado cuenta: me han convertido en un sujeto deseante. Me han convertido en el motivo de ir con la mochila llena de miedos bien cogida. En un potencial agresor.

No me gusta esta posición, no la quiero. Me siento atrapado, no sé cómo deshacerme de ella. Otra vez el mismo sistema, el heteropatriarcado haciendo de las suyas. ¡Mierda de heteropatriarcado! ¿Por qué no se va a hacer puñetas y nos deja un poco tranquilas? ¿Hay más chicos a los que les moleste esta posición? Puede que no sea esta la pregunta… ¿Hay más chicos que se den cuenta de que les han puesto en esta posición? ¿De los motivos por los que están en esta posición? ¿Y eso no nos hace saltar alarmas colectivamente? Aún diría más: ¿y los chicos trans? ¿Dónde están los chicos trans? ¿Por qué no han abierto al boca? ¿Por qué tenemos que performar siempre las mismas mierdas de masculinidades? ¿Por qué engancha tanto transitar? Y sobre todo: si nosotros no nos bajamos de estos privilegios adquiridos, ¿cómo esperamos que lo haga un chico cis* a quien le viene todo dado?

Pero… Cuando la rabia se estabiliza, otra pregunta ronda mi cabeza: ¿podría yo performar esta masculinidad más andrógina, más marica, si de vez en cuando me identificasen como chica?

Paso. Qué perverso. Qué difícil.

—-

*Con ‘cis’, el autor se refiere a cisgénero, persona que está conforme con el género que se le asignó al nacer. Definición completa en el Glosario Feminista en Lengua de Signos.

Grupos de Hombres – Valencia 1985

Descripción y análisis de una experiencia pionera de Grupos de Hombres. http://joanvilchez.com/articulos/grupos-de-hombres-valencia-1985/

Joan Vílchez Cambronero (Psicólogo-Sexólogo-Psicoterapeuta)

Comunicación presentada en el XV Congreso de la Sociedad Española de Psicoterapia y Técnicas de Grupo (SEPTG). Valencia, 13 Junio 1987.

1- LAS MOTIVACIONES: ¿Por qué crear Grupos de Hombres?

En los últimos años algo está cambiando en las actitudes y comportamientos de algunos varones. En ocasiones, más como consecuencia de los planteamientos feministas y antipatriarcales que como fruto de una reflexión entre los mismos.

Si bien algunos hombres se muestran solidarios con las mujeres en la búsqueda de unas relaciones más igualitarias entre los sexos y se cuestionan la masculinidad a nivel ideológico y en su vida cotidiana individual, no tengo conocimiento de que hayan prosperado los intentos, a nivel grupal, de preguntarnos cómo nos vivimos los varones.

De ahí surgió la idea de crear un Grupo de Hombres en Valencia, hace 2 años. De otra parte, la propia sensación de incomunicación entre las personas de mi sexo. Y por último, la hipótesis de que difícilmente cambiarán las relaciones entre los sexos si no hacemos una revisión crítica los varones, también, de nuestros roles y actitudes.

2 – LOS OBJETIVOS

Me propuse la creación de un espacio donde fuera posible otro tipo de comunicación entre hombres, distinta a la que conocía hasta entonces. Intentar una mayor sinceridad, con uno mismo y con los demás. No quedarnos en la superficie de los tópicos y estereotipos sociales que, en mi opinión, perpetúan la alienación e impiden un encuentro más auténtico entre nosotros.

Se trataba de poder reflexionar sobre el proceso social y personal a través del cual nos hemos ido construyendo como varones. Darme cuenta de qué experiencias, mensajes e influencias culturales han ido condicionando mi visión del mundo, mis actitudes, sentimientos, valores y comportamientos como “hombre”.

Cuestionar los modelos aprendidos e interiorizados, desde mi realidad cotidiana y mi deseo. Y abrir la posibilidad de cambiar, de reconstruirnos más libremente con el apoyo del grupo.

Como eje central me interesaba la sexualidad. Siempre me han sorprendido las enormes diferencias eróticas entre hombres y mujeres en nuestro contexto. La importancia que nuestra sociedad da a los genitales de unos y de otras, y cómo a partir de ahí, el proceso educativo impone roles tan rígidos y arbitrarios. Y cómo esto dificulta las relaciones personales.

Me interesaba, pues, explorar mi propia sexualidad como varón y dentro de un colectivo de varones, para entenderme y entenderlos mejor. Y establecer relaciones basadas en la cooperación y ayuda mutua y no en la competitividad; de igual a igual y no de poder; de respeto a las diferencias y no de normatividad; de confianza y no de juego de máscaras. Junto con otros hombres que desearan evolucionar y vivirse como personas, atravesando las limitaciones del rol fantaseado como masculino.

3- EL PROCESO DEL PRIMER GRUPO

En Octubre de 1985 propuse en Valencia, en una asamblea de la Societat de Sexologia del País Valencià, la creación de un Grupo de Hombres, con el objetivo de reflexionar sobre cómo vivíamos los varones nuestra sexualidad, y me ofrecí a coordinarlo.

Iniciamos el grupo 6 hombres de la Societat, reuniéndonos en bares y hablando de temas generales, ya que había cierto reparo en implicarnos al principio. Había que hacer un esfuerzo para no quedarnos en el mundo de las ideas y empezar a hablar de nuestras vivencias personales y cotidianas. A medida que íbamos creando un clima de confianza, aumentaban la sinceridad y la intimidad entre nosotros.

En cada reunión se incorporaban nuevos miembros y faltaba algún otro. Esto enriquecía al grupo, pero limitaba la cohesión y la profundización. Surgió la necesidad de cerrar el grupo y nos quedamos 12 hombres, la mitad de los cuales estábamos vinculados a la Societat de Sexologia, aunque en total participaron 17, de los cuales 5 vinieron ocasionalmente.

Nos reuníamos cada 2 semanas en casa de uno o de otro, al atardecer. Cenábamos juntos y charlábamos en círculo hasta la medianoche. En esta fase nos interesaban 2 cosas:

– Profundizar en las Reflexiones de cómo vivíamos algunos aspectos de nuestra sexualidad.

– Elaborar un Manifiesto que recogiera nuestras aportaciones como colectivo y ofrecerlo, desde la Societat de Sexologia del País Valencià, al público en general para el verano de 1986.

Para ello nos reuníamos, entre una y otra sesión del grupo, una pequeña Comisión de trabajo, sintetizando lo que se hablaba en las sesiones y ofreciéndolo al grupo para su discusión.

Al llegar el verano, hicimos la despedida del grupo, yéndonos al campo a pasar el dia juntos, en un clima festivo y cariñoso.

  (más…)

Paro, igualdad y género

acojonanEl pasado invierno, Hilario Sáez y yo, impartimos seis horas de igualdad en cinco Talleres de Empleo del Ayuntamiento de Sevilla, a 64 hombres y 47 mujeres, parados de larga duración, con un nivel medio de instrucción de certificado escolar. A las responsables les parecía interesante contar con la perspectiva de los hombres por la igualdad y a nosotros ver cómo recibían nuestro mensaje.

Tras presentarnos y contarles la metodología participativa a seguir les propusimos:

1º debatir “por qué estamos en el desempleo” Lo achacan a la crisis y responsabilizan a los políticos corruptos y los empresarios que la aprovechan para abaratar costes, despedir y explotar. Más indignados con los políticos que con la banca o los empresarios. Lamentan su falta de estudios y denuncian la competencia desleal de los inmigrantes mostrando un fondo xenófobo preocupante. Ellos hablan más de temas generales y ellas de temas personales o de género, cargas familiares…

2º comentar desde la experiencia “cómo me ha cambiado la vida estar desempleado/a.” A ellos, educados como ganapanes que asocian su identidad a su profesión, red de poder y relaciones de amistad, con la que asegurar el bienestar de su familia, el paro de larga duración les hace sentirse excluidos de la sociedad y viven un estado de desconcierto, baja autoestima e impotencia que provoca múltiples problemas de salud inespecíficos y cambios de carácter. Un estado que unido a la falta de dinero impacta en sus relaciones de pareja y, aunque algunos las han visto reforzadas, abundan los que han acabado separándose.

Llevan mal que la mujer sea la sustentadora del hogar pero este hecho ha llevado a bastantes a encargarse de la casa o incrementar su participación en lo domestico con cierta normalidad, ayudando a diluir los roles de género en un colectivo tradicionalmente poco sensible a los discursos igualitarios. La mayoría admite que “la carga en la casa la lleva la mujer” y uno llega a decir “Que trabaje ella, yo me quedo con mi play y cuando venga que haga la cena”.

Creen que se les ve como a vagos e inútiles “que ni ganan ni saben llevar la casa” y hay padres que dudan de su autoridad moral para inculcar valores a sus hijos. La falta de dinero les impide hacer planes, reduce su círculo de amistades y limita su participación en los encuentros familiares. Llevan el paro peor que las mujeres trabajadoras, menos presionadas como sustentadoras de la familia y con más recursos para llenar de contenido sus vidas.

Son pocos los que aprovechan para formarse, muchos a los que la edad les lleva a verse sin futuro laboral y perciben el trabajo como un privilegio,algunos reconocen verse presionados a buscarse la vida de mala manera y hay jóvenes que hablan de su falta de motivación para buscar trabajo. Una mujer se echa a llorar al contar lo que ha de rebajarse para pedir ayuda a Cáritas o a trabajadoras sociales y contagia a varias mueres, propiciando hablar de los sentimientos.

3º Se les pide que formen tres grupos: quienes se consideraran feministas, machistas o ni una cosa ni la otra y que expliquen por qué han elegido esa posición. En todos los grupos feministas hay hombres que reconocen incoherencias pero están por la igualdad. La mayoría se declara por la igualdad pero comparte con los machistas las dudas de que la igualdad sea el objetivo de las feministas.

4º Les pedimos cuantas propuestas se les ocurran para promover la igualdad y aparecen reivindicaciones generales contra las desigualdades, el machismo, los desahucios o el castigo a los culpables y todas las conocidas sobre igualdad salarial, de representación o permisos por nacimiento pero tienen muy poca confianza en su capacidad para cambiar la realidad a través de la reivindicación.

Lo más sorprendente de la experiencia fue la distancia que hay entre imaginar el dolor que supone estar en el paro y oírselo contar. También tener que evitar el debate sobre las denuncias falsas de violencia en la pareja o el de las custodias en las separaciones para que la sesión fuera productiva.

En el balance con las responsables de los talleres coincidíamos en considerar la experiencia muy positiva y que había sorprendido favorablemente que fuéramos hombres los que habláramos de género y del feminismo denunciando la desigualdad.

José Ángel Lozoya Gómez e Hilario Sáez Méndez
Miembros del Foro y de la Red de Hombres por la Igualdad

Los chicos franceses van en falda a clase para protestar contra el sexismo

FireShot Screen Capture #224 - 'Facebook' - www_facebook_comLos antidisturbios han tenido que separar a las decenas de chicos franceses que acudieron a clase vestidos con esta prenda en Nantes de los manifestantes contrarios a las bodas gay

Decenas de chicos franceses acudieron ayer a clase con faldas en un gesto simbólico contra el sexismo. En Nantes, foco de la iniciativa, las fuerzas antidisturbios tuvieron que separarlos de manifestantes hostiles a las bodas gay y la teoría del género por considerarla una negación de la diferencia sexual. «No es una movilización feminista sino una jornada de reflexión sobre la igualdad y las discriminaciones», puntualizaron los organizadores.

La operación de sensibilización a los problemas del sexismo lleva el nombre de Lo que esconde la falda, título de un libro de la historiadora francesa Christine Bard publicado en 2010. «Esta prenda ha permitido separar a las mujeres de los hombres a lo largo del tiempo», señaló Yohan Bihan, alumno del liceo Emmanuel-Mounier en Angers (oeste de Francia).

«Hoy por un lado los hombres no tienen derecho a llevarla y, por otro, puede ser percibida como provocadora en las mujeres. Uno debería poder vestirse como quiera sin tener que respetar viejos códigos de vestimenta», explicó

Un centenar de chicos se presentaron con las piernas al aire en 22 institutos de Nantes a pesar de la fría mañana reinante en la capital histórica de Bretaña. A unos les había prestado la falda su hermana y a otros su madre. La mayoría se conformó con lucir una pegatina en la que se leía «Yo lucho contra el sexismo, ¿y tu?». «Mi madre estaba súpercontenta de que peleemos así y a mi padre le pareció un poco raro, pero no está en contra», declaró uno de los falderos por un día

Las chicas, acostumbradas a ir a clase con pantalones, también hicieron el esfuerzo de ponerse faldas. «Yo no lo hago nunca en el liceo porque la gente te mira y sabes que hablan a tu espalda», reconoció una de ellas.

«Nos alegra este bonito gesto de los chicos que, francamente, son admirables porque son valientes y no les da miedo hacer el ridículo», comentó otra alumna. En la acera de enfrente Ludovine de la Rochère, portavoz del movimiento contra el matrimonio homosexual, criticó una propuesta de «mal gusto». «El papel de la escuela no es entrar en cuestiones tan personales. Que los bachilleres lo hagan, lleven faldas y se diviertan es una cosa. Que el Ministerio de Educación lo respalde me parece totalmente fuera de lugar», censuró. El ministro, el socialista Benoît Hamon, aclaró que era una iniciativa estudiantil voluntaria en clave de humor para combatir los prejuicios sexistas.

Creada en 2006 en un instituto del oeste del país, la jornada se había celebrado hasta ahora anualmente sin tanto lío de faldas. El jaleo fue provocado esta vez por manipulaciones que adjudicaron la iniciativa al Gobierno de izquierdas en el marco de una supuesta promoción educativa de la teoría del género. Algunos detractores llegaron a asegurar que los chicos tenían que ponerse pintalabios. «Y las chicas, ¿llevar barba?», se preguntó una líder de la contestación a las bodas gay confundida por el festival de Eurovisión.

Yago o la fragilidad. Octavio Salazar

Magnifico artículo de Octavio Salazar, mimebro de la Red de Hombres por la Igualdad, y Profesor de Derecho Constitucional. Entendemos bien mucho de eso que ha tomado relevancia pública con el suicidio de Yago Lamela, y que posiblemente tenga que ver con muchas cosas, pero sin lugar a duda: con lo que se ha esperado de nosotros por el hecho de nacer con genitales externos
Yago o la fragilidad ( Diario Córdoba – 12/05/2014 )

Yago+Lamela+Olympics+Day+13+Athletics+X8_Rh57ztLtl

Añade tu triangulo rosa a tu imagen este 17-M.

Los hombres por la Igualdad nos ponemos el triangulo rosa este 17 M. http://www.picbadges.com/badge/3639289/?utm_campaign=viral&utm_source=websites&utm_medium=widget#
Libertad para amar y expresar, Igualdad de derechos y oportunidades. Los hombres por la Igualdad nos manifestamos el 17 de Mayo, Día Mundial contra la Homofobia, Lesbofobia, Transfobia, Bifobia, Queerfobia. Los hombres somos diversos, amamos y tenemos sexo de muchas maneras, nos expresamos de distintas formas y ninguno somos menos hombre, sobre todo ninguno somos menos humanos.
¿Que es la LGTBQ-fobia? Un programa reciente de TV (no es que fuera especialmente profundo ni rompedor) http://vimeo.com/42532581

La depresión se lleva por delante a uno de los mayores atletas masculinos de España

Hallan muerto en su domicilio al exatleta de 36 años Yago Lamela

Subcampeón mundial de salto de longitud y plusmarquista europeo durante 10 años, ha sido el mejor español en la disciplina de todos los tiempos. En los últimos años atravesó algunos episodios de depresión.

EUROPA PRESS Madrid 08/05/2014 19:34 Actualizado: 08/05/2014 20:25

Yago Lamela, en una imagen de archivo.

El exatleta avilesino Yago Lamela, de 36 años, ha sido hallado muerto en su domicilio, en torno a las 18.00, según han informado a Europa Press fuentes policiales.

Lamela fue subcampeón mundial de salto de longitud y plusmarquista europeo durante 10 años, pero en los últimos años atravesó algunos episodios de depresión. Varias lesiones le apartaron del atletismo en 2009.

El hombre que voló más lejos

Yago Lamela aún permanece como el hombre que ha llegado más lejos tanto en pista cubierta como al aire libre en la historia de la longitud en España, con sendos saltos de 8’56 metros conseguidos uno en los campeonatos del Mundo de pista cubierta del año 1999 en Maebashi (Japón) y el otro en Turín (Italia), en ese mismo año.

El salto de Japón le mantuvo además durante 10 años como el mejor europeo de la historia, hasta que el alemán Sebastian Bayer le superó en 15 centímetros (8’71) durante los europeos de pista cubierta celebrados curiosamente también en Turín. Actualmente, según los ránkings oficiales de la ‘European Athletics’, Lamela continúa como el tercer mejor atleta europeo de la historia al aire libre y el segundo en pista cubierta. (más…)

construyendo LAs NUEVAs MASCULINIDADes. Sevilla del 14 al 24 de mayo de 2014

1+1 son 8

La gente del espacio garapa ha montado un ciclo bastante interesante, aquí, en Sevilla.

gran alegría comentarte que irán amigos del foro de hombres por la igualdad a charlar por allí.

flyer del evento de espacio garapa

Ojalá este tipo de iniciativas puedan ir extendiéndose y ampliándose hacia una audiencia cada vez más amplia.

🙂

Ver la entrada original

Masculinidades y ”Todos queríamos ser heroes”. Devanir da Silva

Antropología de la Realidad Virtual

  • MASCULINIDADES Y “TODOS QUERÍAMOS SER HÉROES”
Incendio Valparaíso

Masculinidades y “todos queríamos ser héroes”

Ads by Keep NowAd Options

Ver la entrada original 910 palabras más

Hartos de llevar los pantalones

1545166_1398198570433620_442483615_n
Un chico subió esta imagen a internet, se trata de una escuela en la que un alumno decidió ir con falda en un día regular de clases y al verlo, lxs tutores como el director del instituto, lo reportaron y lo suspendieron por unos días. Al día siguiente, pasó lo que está en la imagen; varios chicos se fueron en falda como protesta en contra de su suspensión. “Las mujeres pueden usar jeans y tener el pelo corto, usar camisas y botas, porque está bien ser hombre. Pero de que un hombre se vea femenino, es denigrante. Porque tú piensas que ser mujer es denigrante”

//

Junior y el tratamiento de las nuevas masculinidades (in memoriam)

Coincido tanto en lo que “Las princesas también friegan” plantea y cómo lo plantea que no tengo más que agradecerle por tan certero, sentido y bello post, de una figura que podemos sin lugar a duda rescatar como modelo de nuevas masculinidades si se las quiere llamar así o de profeminismo callado, si se le quiere llamar de una forma que tenga en cuenta que Junior (que yo conozca) nunca proclamó públicamente su apoyo al feminismo, pero se comportó posiblemente como un hombre igualitario que asumió el cuidado de esposa e hijos con la importancia que requiere y que decidió postergar su carrera artística en favor de un proyecto familiar y de vida con su compañera-esposa. Personalmente creo que la calidad artística y musical de Junior era muy superior a la de su compañera pero ciertamente Rocio Durcal alcanzó cotas de popularidad y éxito superiores. Gracias Junior por “Los Brincos”, por su aspecto como creador artístico, y gracias por la persona en la que muchos hombres contemporaneos podemos encontrar inspiración y modelo.

Antonio Morales

 Aqui tienes el post original, vale la pena (Video, fotos…):

Junior y el tratamiento de las nuevas masculinidades (in memoriam).

A %d blogueros les gusta esto: