Reintroducir hombres y masculinidades en mainstreaming

7-N Primera marcha estatal “contra las violencias machistas”

Hilario Saez nos propone: “Hola, como quizás sepáis muchos de vosotros, el próximo 7N hay una marcha a Madrid contra las violencias machistas. El Foro Hombres Igualdad se ha sumado a la convocatoria y en Sevilla ya nos hemos unido a la organización que está cobrando fuerza en todo el Estado. Lograr la mayor participación de hombres por la igualdad seria el objetivo que podríamos plantearnos para el próximo 21 de octubre. ¿Podríamos pensar en una campaña conjunta?”

#TerrorismoMachista #CuestiónEstado #PactoEstado #NosFaltanTodas #NiUnaMenos #7Noviembre #Madrid #MarchaContraViolenciasMachistas

¿Qué significa ser un “hombre real o de verdad”? Waldir Ruiz

Reblogueado desde: http://ruizwaldir.blogspot.mx/2014/10/que-significa-ser-un-hombre-real-o-de.html?showComment=1414964271718#c5258164153828405799

Desde hace rato me vengo encontrando con mensajes que utilizan la frase “Un hombre real” o “un hombre de verdad” para sensibilizar a los hombres acerca de la violencia de género y demás causas feministas. Mensajes tipo: “Un hombre de verdad no golpea a las mujeres”. Yo desconfío de estos mensajes, pues a todo esto: ¿Qué es un hombre real? ¿Qué es un hombre de verdad? ¿Hay hombres de mentiras?

En mi lectura de ese “hombre real” y ese “hombre de verdad” está el hombre heterosexual y patriarcal que teme perder estos “atributos-privilegios” por manifestarse a favor de la equidad. También está el hombre que renuncia a ciertos comportamientos macromachistas como la violencia física hacia las mujeres, para seguir con micromachismos, como la no participación en lo doméstico, el control del dinero o la intimidación con manipulación.

Creo que cuando se utilizan este tipo de mensajes, construidos y articulados de esa manera, lo que estamos haciendo es confundiendo, solapando y perpetuando el mismo machismo que queremos combatir. Porque esa expresión genera el mismo sentido de reafirmación absurda de la hombría-machista-patriarcal. Basta de decir “un hombre real” o “un hombre de verdad” porque no hay hombres “de mentiras o irreales”. Hay hombres machistas a grandes y menores escalas. Hay hombres machistas de todas las etnias y niveles sociales. Así también hay hombres que ya no queremos serlo.

¿Y si renunciamos a la categoría “hombre” y, en efecto, “mujer” para acabar con dicotomías que resultan estrechas y violentas para toda la diversidad humana que somos? ¿No creen que sería genial solo ser personas? Pero, en caso contrario, podemos redefinir lo que significa ser hombres y surgir muy lejos de esas violentas y machistas definiciones que hemos cargado durante siglos y siglos. Creo que podemos hacerlo.

La PPIINA reclama al Congreso de los Diputados que acabe con la discriminación en los permisos de crianza maternos/paternos

La PPiiNA reclama al Congreso de los Diputados que acabe con la discriminación por maternidad

ACTIVISTAS de la Plataforma por Permisos Iguales e Intransferibles de Nacimiento y Adopción han realizado durante este fin de semana diversas actividades que han culminado con un flashmob y el envío de un ‘paquete al congreso’. Con esta acción se reclama la equiparación de permisos para padres y madres [iguales, intransferibles y PAGADOS al 100%], para poner fin a la discriminación por maternidad que soportan las mujeres.

La PPiiNA denuncia que la reforma siga paralizada, dos AÑOS después de que el Congreso aprobara su necesidad mediante una Proposición No de Ley, en Octubre de 2012.

ENTRE los actos realizados este fin de semana, la PPiiNA rindió un justo y emotivo homenaje a María Telo la jurista feminista que ya en 1975 defendió la equiparación plena de derechos entre hombres y mujeres y la democracia paritaria. A ella debemos, entre otras cosas, que las mujeres hayan podido abrir una CUENTA corriente sin necesitar autorización paterna o marital. María Telo defendió también en 2005 la necesidad de que los padres tuvieran su derecho propio para participar en el cuidado.

La PPiiNA REGISTRÓ en el Congreso de Diputadxs, Junio de 2012, el proyecto de reforma legislativa para la equiparación plena de los permisos por nacimiento para padres y madres, iguales, intransferibles y pagados al 100% .

Toda la información en la página de PPiiNA

#PaquetealCongreso PPiiNA 2014

Una docena de logros que el feminismo ha conseguido para los hombres by May Serrano

Republicado con permiso, cortesía de Unadocenade.com:

http://unadocenade.com/una-docena-de-logros-que-el-feminismo-ha-conseguido-para-los-hombres/

¿De verdad que hoy,8 de marzo día de la mujer, quiero hablar de los hombres? . Porque que las mujeres alcancemos los mismos derechos que los hombres no solamente es bueno para nosotras si no que también es bueno para los hombres, para todo el mundo, para el sistema económico, para el medio ambiente… que todas las personas sean respetadas y tratadas por igual nos dará un mundo más libre y mejor para TODOAS.

1. Gracias al feminismo los hombres tiene derecho a disfrutar permiso de paternidad

flipo

Recuerdo, no hace mucho que el padre no tenía derecho más que a unas horas para ir a ver al retoño. Después pasamos a dos días, que le daba tiempo para dar un besito a su mujer e ir corriendo a inscribir a la criatura en el Registro. Hoy en día, y gracias al trabajo del feminismo, los hombres disfrutan de 15 días de baja por nacimiento y pueden optar hasta 3 meses de baja de paternidad.

2. Gracias al feminismo los hombres pueden hablar de sentimientos

Atrás queda el macho ibérico que ni siente ni padece. Atrás la conocida canción de Bosé “Los chicos no lloran, tienen que pelear…”

Poder abandonar la armadura oxidada, relajarse y reconocer que se tiene miedo, se está asustado, ¡incluso llorar¡ ya sea por una buena o una mala noticia. Los chicos SÍ lloran.

3. Gracias al feminismo los hombres pueden NO ser los proveedores de la familia

La carga de ser el proveedor, el cazador, el que trae el alimento a casa se reparte entre dos. Puedes perder tu trabajo, puedes decidir tomar un año sabático, puedes decidir quedarte en casa cuidando de tu prole… Gracias al feminismo tu compañera puede trabajar fuera de casa, ganar dinero y hacerse cargo de la situación económica.

168446_480314492827_1275229_n

(más…)

35 cosas que cualquier hombre puede hacer para apoyar el feminismo

FireShot Screen Capture #224 - 'Facebook' - www_facebook_comNos gustó mucho así que reproducimos artículo preparado y traducido por moscacojonera en GOLFOS CON PRINCIPIOS.
Traduzco este texto de Pamela Clark “35 PRACTICAL STEPS MEN CAN TAKE TO SUPPORT FEMINISM“. A ver qué os parece…
“La mayoría de los hombres hacen muchas cosas todos los días que directa o indirectamente contribuyen a una cultura de desigualdad de géneros.
En Facebook un amigo enlazó un artículo llamado 20 Tools for Men to Further Feminist Revolution (2o herramientas para hombres para avanzar en la revolución feminista). Aunque le gustó la lista, notó (acertadamente) que la mayoría de las sugerencias eran bastante académicas. Este amigo, como yo, un intelectual, por lo que este comentario no es una crítica al artículo original. Es sólo que las herramientas prácticas y las herramientas académicas tienen diferentes espacios en el mundo.
Sus comentarios me animaron a crear una lista con herramientas más prácticas. La mayoría de los hombres —particularmente los hombres que se benefician de muchas maneras de los privilegios estructurales— hacen muchas cosas en su vida diaria que contribuyen directa o indirectamente a una cultura de desigualdad de género. Incluso hombres que apoyan el feminismo en teoría no lo hacen nada bien al aplicar el feminismo en sus actividades diarias.
La lista incluye sugerencias sobre herramientas prácticas que todos los hombres pueden aplicar en su vida diaria para alimentar la igualdad en sus relaciones con las mujeres, y contribuir a una cultura en las que las mujeres se sientan con una carga menor, menos inseguras y más respetadas.
Parte de vivir en una sociedad patriarcal es que los hombres no son socializados para pensar sobre cómo sus costumbres y actitudes dañan a las mujeres. La lista está pensada para empujar  a los hombres a pensar consciente y personalmente sobre los efectos directos e indirectos que tienen sobre las mujeres y a pensar más sobre cómo pueden contribuir al feminismo a través de sus prácticas vividas, diarias.
Las herramientas de la 15 a 27 son de Lindsay Ulrich. Las otras son de Pamela Clark.
La lista no prentende ser exhaustiva o exclusiva. Algunas cosas en la lista se aplicarán a unos hombres más que a otros, pero si eres un hombre y humano te garantizo que hay al menos un área de la lista en la que puedes mejorar. ¡Si piensas que hay algo que se nos ha olvidado, dímelo! ¡Si piensas que algo en esta lista es problemático, hablemos sobre ello!

(más…)

Curso de Postgrado: Experto/a en Intervención con hombres en igualdad, género y masculinidades” 3ª edición

_DSC8650_1Desde la Fundación Isonomía de la Universidad Jaime I de Castellón se lanza de nuevo el curso de “Experto/a en intervención con hombres en igualdad, género y masculinidades”. Se trata de un curso de marcado carácter práctico, dirigido a personas que deseen trabajar profesionalmente en la intervención social con hombres y en desarrollar espacios de reflexión masculina desde la perspectiva de la igualdad.

Este curso surge con el propósito claro de dar salida a las nuevas necesidades profesionales en el ámbito social, trabajando la igualdad también desde la intervención con hombres, dado que no hay una oferta formativa especializada de postgrado en esta línea.

 Fechas| octubre 2014 – julio/septiembre 2015
 Modalidad| On line
 Duración| 22 ECTS

Díptico informativo Pincha aqui
Más información del cursoaula del curso 

Descargar documento proceso de matrícula (pdf)

Más informaciónformacioisonomia@uji.es

Cuidado y custodia. Artículo de Ainhoa Beola Olaziregi

chocolateAl grano y con datos nos dejamos de opiniones baratas. Bravo Ainhoa.Y gracias a ese 15% de hombres, esperamos que creciente que creen y viven la igualdad en los cuidados y en la responsabilidad

Extraido de: http://www.naiz.info/eu/iritzia/articulos/cuidado-y-custodia

Ainhoa Beola Olaziregi
 

Cuidado y custodia

Asistimos en los últimos días a mensajes sobre la necesidad de la custodia compartida. Supongo que se asume y defiende la corresponsabilidad en los cuidados, desde el mismo momento en que la criatura nace.

2013/10/02

Y de ser así, estamos ante una buena noticia, pues ello supondrá que hemos avanzado a la hora de compartir el trabajo relacionado con la crianza y cuidado, independientemente de que la pareja se mantenga unida o esté inmersa en un proceso de divorcio.

Datos recientes del Eustat acreditan que el 93,3% de quienes solicitan una reducción de jornada para dedicarse al cuidado de menores son mujeres, que el 90% de quienes solicitan una excedencia por el mismo motivo siguen siendo mujeres, y que solo uno de cada siete padres dedican el mismo tiempo que las madres al cuidado de las y los hijos en la CAV.

Es un error comenzar a debatir sobre el cuidado, crianza y custodia de los niños cuando se dé un divorcio contencioso, pues el mero hecho de dar una vida debe de hacer que las parejas se impliquen en igualdad y desde principios de corresponsabilidad, en las labores de crianza y cuidado; y porque en momentos de enfrentamiento los niños deben de quedar fuera del litigio por su propia seguridad y bienestar.

Pero si atendemos a los datos de divorcio, vemos que el 64% de los procesos de divorcio se gestionan de mutuo acuerdo. En el 93% de estos casos ambos progenitores deciden que la custodia de las y los menores la ostente quien ha cargado con el peso del cuidado y atención, la madre. Y en el 5% de los casos ambos progenitores deciden compartir la custodia.

Los datos muestran que la mayoría de los casos, afortunadamente se resuelven sin enfrentamientos. Pero analicemos los casos de divorcios contenciosos, que suponen el 36% del total. En el 72% de estos, el padre no solicita la guarda y custodia de las y los menores para sí, y es un 1% los casos donde solicita una custodia compartida.

Por lo tanto nos situamos en un 1% de solicitudes de custodia compartida, entre el total del 36% de divorcios contenciosos. También en estos casos, el interés de las y los menores es una pauta de conducta que defendemos, donde debe de prevalecer la protección y no utilización de las y los menores implicados. (más…)

El machismo al otro lado del espejo

Como nos ha gustado mucho te lo reproducimos en nuestro blog ¿qué te parece?

Por: Marta Castro | 10 de junio de 2013 http://blogs.elpais.com/mujeres/2013/06/el-machismo-al-otro-lado-del-espejo.html?goback=.gde_2491538_member_248311983

MercedesFernandez-Martorell

Varias revistas femeninas rehusaron entrevistar el pasado día 5 de junio a la antropóloga catalana Mercedes Fernández-Martorell tras la presentación de su novela Ideas que matanen la Feria del libro de Madrid. “Causa cierto rechazo que mi investigación se centre en los agresores en vez de en las víctimas”, explica la autora. Pero la principal aportación de su investigación es precisamente esa, poner el foco en los desencadenantes de la violencia machista, en analizar qué factores llevan a los hombres a maltratar y por qué ni la educación ni la cultura o el nivel socioeconómico son eximentes para estas conductas. Es el maltrato desde el otro lado del espejo. Es Alicia intentando dirimir las razones que llevan a la reina de Corazones a actuar como lo hace.

En 2001 el Senado reclamó la presencia de Fernández Martorell para realizar un informe sobre la violencia de género. Fue entonces cuando se dio cuenta de que sabemos mucho de las víctimas, de los mecanismos que se desencadenan en ellas o de cómo reacciona la sociedad, pero sabemos poco de los maltratadores. Comenzó así un trabajo de campo que le ha llevado a asistir a más de 700 juicios por maltrato y a realizar más de 30 entrevistas a hombres condenados por esta causa. “Cuando iba a los centros de la mujer a veces me recriminaban que me interesara más en los agresores que en las víctimas, pero creo que hay que saber las causas que llevan a los hombres a comportarse como asesinos. Porque nadie nace asesino y nadie nace víctima”.

 

El trabajo de campo se ha convertido ahora en un ensayo novelado que concluye que los maltratadores agreden a sus parejas como una forma de compensación social. “Los patrones sociales heredados consideran que los verdaderos aliados de los hombres son otros hombres y la mujer es una persona de segundo orden, dependiente de ellos”, defiende la antropóloga. “Pero si el hombre tiene conflictos con sus congéneres, no importa su nivel educacional o cultural, usa a la mujer para compensar su hombría, imponiendose a ella. El maltratador tiene también una dependencia hacia su víctima, porque el maltrato es su instrumento para sentirse bien y recompensar todo lo que le va mal”.

Fernández-Martorell insiste en que los esquemas sociales heredados por ciertas políticas o religiones son la causa de este patrón: “La mujer ha interesado como madre o como esposa, pero no su libido o su personalidad”. Nadie nace asesino ni borrega. Nos construimos como individuos en el marco de una sociedad que necesita madurar”. “Las mujeres sufrimos desde los años 60 una evolución que nos ha hecho más libres, ahora son los hombres los que tienen que romper con sus barreras, y no reírse de los chistes ofensivos hacia las mujeres y atrever a enfrentarse a otros hombres” arguye la autora.

Esta antropóloga acepta ciertos avances en los últimos años, pero incide en que la clave está en “amar y ser amado sin sufrir y hacer sufrir”. Esto supone, a sus ojos modificar las relaciones que se asientan sobre el “modelo establecido desde el poder patriarcal”.

Mercedes Fernández sabe que la polémica está servida con su investigación, pero no la entiende bien. “Yo solo expongo las ideas que llevan a un hombre a maltratar. No voy a justificarles, pero tampoco podemos obviarles, porque son la base del problema”. El periodista Boris Izaguirre, que la acompañó en la presentación lo recalcó: “El libro se titulaIdeas que matan y no Hombres que matan“. Quizás, para terminar de comprender porqué en países civilizados se sigue ejerciendo la violencia de género sea necesario ver la realidad completa, sin miedos ni prejuicios, a ambos lados del espejo.

Si lees en inglés… no te pierdas ésto.

0026c434
Keith Pringle, Jeff Hearn, Elisabetta Ruspini, Bob Pease, “Men and Masculinities Around the World: Transforming Men’s Practices”
ISBN: 023010715X | 2012 | PDF | 292 pages | 5 MB

How are men reacting to contemporary social change? How are they responding to changes in women’s demands and women’s identities? And how are national and transnational politics and policies assisting, or not, in these key challenges? Using a broad comparative perspective, contributions from scholars in seventeen countries analyze the characteristics and potential of diverse educational and political initiatives towards progressive changes in gender relations.

Para descargarlo ve a: http://avaxhome.ws/ebooks/Politics_Sociology/023010715X.html

7 y 8 de mayo 2013, Jornadas “Empowerment para mujeres y coaching para nuevas masculinidades”. Universitat de Alacant en colaboración con el Consell de la Joventut.

Nuestro compañero de la Red de Hombres por la Igualdad, José María Espada Calpe realizará una participación en estas Jornadas organizadas por el Centre d’Estudis sobre la Dona de la Universitat de Alacant. Séfora Bou Perona, Joan Miquel Rovira Collado, Alejandra Bou Perona, Mar Esquembre serán los docente. Chema Espada estará el 8 de mayo por la mañana, nos informa…:

con la idea de aportar algunas reflexiones e ideas dentro de unas jornadas con mucho empowerment para las mujeres en las que me gustaría reinsertar las masculinidades en una política de igualdad, me he propuesto responder la pregunta sobré de qué depende o qué determina el cambio de los hombres (Ferri y Smith), de cara a evaluar si sigue siendo necesario mantener una perspectiva Friediana (Betty Friedan) de empowerment de las mujeres basado en la independencia económica como núcleo central de la igualdad y en qué medida sea necesario ampliar el foco desde las políticas de mujer a las políticas transformativas de género (Naila Kabeer) en cuyo caso las masculinidades y las “políticas de igualdad con hombres”, se situaría como uno de los escenarios fundamentales para ofrecer una respuesta efectiva a los desafíos de la igualdad (Chant, Gutman 2000) además de un terreno de disputa fundamental frente a la reacción posmachista ante los avances contra la discriminación de género.”

Más datos de las Jornadas: 

22 horas, 2 créditos de libre elección curricular.

Fechas: 7 y 8 de mayo de 2013

Importe: 20 €

Horario, aulas y programa: Ver horario, aulas y programa

Información diplomas: Diplomas

Celebrities-as-playmobil-dolls-1Plazo de inscripciones: hasta unos días antes del comienzo del curso, siempre que no se haya superado el límite máximo de alumnado por curso.

Plazo máximo de pago: hasta unos días antes del comienzo del curso. Si se supera el plazo de pago, la inscripción quedará anulada. El recibo te llegará al correo electrónico que hayas puesto en la inscripción, con tiempo suficiente para su pago.

Inscripción por internet: Formulario electrónico

Requisitos para la obtención del diploma: para obtener el diploma será necesario:

  • la asistencia a todas las sesiones (sólo se permitirá un 20% de ausencias justificadas)
  •  superar la prueba de evaluación que, en su caso, se establezca (memoria, trabajo, etc.)

Lengua vehicular: Castellano (más…)

Los hombres también tenemos género

Publicado en EL PAIS. BlogsSociedad Mujeres http://blogs.elpais.com/mujeres/2013/04/los-hombres-tambi%C3%A9n-tenemos-g%C3%A9nero-1.html

Los hombres también tenemos género. Por: Octavio Salazar | 18 de abril de 2013

“La lección de esgrima”, Fernando Bayona

Todavía hoy a muchos, y también a muchas, les sigue sorprendiendo que me defina como hombre feminista, algo que además en estos tiempos de retrocesos democráticos proclamo con contundencia siempre que puedo. No obstante, a estas alturas debería ser incuestionable que la  igualdad de derechos de mujeres y hombres es un presupuesto ineludible de la democracia. En consecuencia, cualquier demócrata, hombre o mujer, debiera ser feminista, en cuanto que individuo comprometido con el objetivo de que el sexo no sea un obstáculo para el acceso a los bienes y el disfrute de los derechos.  Desde el convencimiento de que el feminismo no es lo contrario al machismo y de que la lucha de aquel no es contra los hombres sino contra el orden social y cultural que representa el patriarcado.

A diferencia de las mujeres, que llevan siglos cuestionando su lugar en la sociedad y el pacto social que las ha mantenido históricamente discriminadas, los hombres no hemos tenido la necesidad de mirarnos en el espejo y mucho menos de analizar críticamente una estructuras que nos beneficiaban. Como bien sentenció John Stuart Mill, hemos sido educados en la “pedagogía del privilegio” y, por tanto, nos hemos limitado a ejercer el poder en unas estructuras binarias basadas en la supremacía de lo masculino sobre lo femenino. Todo ello además con el respaldo garantista de los ordenamientos jurídicos y desde la identificación de lo universal con lo masculino.

Con ese desigual reparto de posiciones se configuraron los Estados contemporáneos, la teoría de los derechos humanos y hasta las mismas democracias que durante décadas excluyeron a las mujeres de  la plena ciudadanía. Como bien ha analizado el feminismo, el pacto social estuvo precedido de un “contrato sexual” mediante el que se consagró el privado como espacio de sometimiento de las mujeres mientras que en el público nosotros ejercíamos  plenamente los derechos como ciudadanos. (más…)

¿Qué hay debajo de las políticas de igualdad? Oscar Guasch

¿QUÉ HAY DEBAJO DE LAS POLÍTICAS DE IGUALDAD?
Oscar Guasch
Dpto. Sociología.  Universidad de Barcelona.

Intervención en ‘Segunda Jornada sobre políticas de igualdad y mainstreaming de género: aportaciones del proyecto europeo MAGEEQ‘ 2 de Diciembre de 2005 Jornadas MAGEEQ

http://www.ucm.es/info/mageeq/documentos/Oscar%20Guasch_Jornada%20MAGEEQ%20BCN.pdf

Muy buenas tardes y muchas gracias por haberme invitado. Mi intervención será breve porque tenemos poco tiempo. Y será una intervención leída, porque quiero medir, exactamente, el alcance de mis palabras.

Mi intervención se basa en el respeto, en el agradecimiento, en la ideología, y en la crítica elaborada a partir de la experiencia.

Agradecimiento, respeto, ideología, y crítica basada en la experiencia.

Primero, es preciso dar las gracias a tantas y tantas personas, sobre todo mujeres (pero no solo a ellas) que llevan años luchando por la igualdad y contra la discriminación.

Segundo, mi intervención es una intervención ideológica. Pero no es más ni menos ideológica que las intervenciones de quienes me han precedido en estas jornadas.

Las prácticas profesionales y expertas, a mi entender, siempre son prácticas ideológicas, es decir, son prácticas políticas. Es un acto de honestidad científica y ciudadana el reconocerlo.

Tercero, mi intervención se basa en el respeto de las posiciones ideológicas de quienes me han precedido. Respeto, pero discrepo.

Cuarto, mi intervención será muy crítica y se basa en mi experiencia. Mi experiencia investigadora y como persona ciudadana es lo único que puedo compartir con ustedes.

Agradecimiento, respeto, ideología, y crítica basada en la experiencia. Vamos con ello.

Veo que soy el único hombre que participa como ponente las distintas mesas de este seminario. Y se supone (de forma implícita) que estoy aquí por ser homosexual o gay.

Bien. Pues quiero decirles que estoy aquí porque soy un hombre. No estoy aquí porque ser homosexual ni tampoco por ser gay.

Es cierto que fui homosexual. Pero ya no lo soy. Entendí con rapidez que la homosexualidad es una forma científica de homofobia. Así que dejé de ser homosexual.

También fui gay. Pero dejé de serlo. Dejé de ser gay cuando esta identidad se banalizó y fue traicionada por la política y absorbida por el mercado.

La identidad gay actual es una identidad basura, como lo son la mayoría de las realidades de nuestra sociedad.

Ya no soy homosexual. Ya no soy gay. Soy tan solo un hombre que padece, como tantos otros hombres, la homofobia de quienes no respetan mis opciones de género.

Sin embargo, ahora, se que no estoy solo. (más…)

Hombres por la Equidad de Género ¿Y ahora qué?

En los últimos diez años el movimiento de hombres por la igualdad se ha ido desarrollando y extendiendo por gran parte del Estado Español (Andalucía, Aragón, Baleares, Canarias, Castilla La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia, Madrid, Murcia y País Vasco).

Ya no es novedad la implicación de los hombres en el feminismo porque existen grupos de hombres y activistas por la igualdad desde hace más de 25 años en España, sin embargo los hombres profeministas integrados activamente como movimiento social, representan todavía una minoría en comparación con el propio feminismo, la ecología, los grupos de derechos humanos, de derechos lgtb, o el sindicalismo. Hemos de reconocer que hasta ahora no hemos conseguido que nuestro mensaje cale en la mayoría de hombres de nuestras ciudades y pueblos.

Afortunadamente ya no está tan claro en qué consista “ser todo un hombre” o un “hombre de verdad”. Para explicar la falta de entusiasmo masculino ante la igualdad de género, algunos apuntan a un supuesto desconcierto de los hombres, a la dificultad para comprender en qué consista un cambio que es complejo y difícilmente reducible a mensajes simplistas. Hay quien incluso habla de la falta de modelos, aunque quizá sea mejor hablar de falta de reconocimiento social a los modelos igualitarios de masculinidad que inexistencia de los mismos.

Ante un panorama con múltiples referentes, muchos hombres han comprendido la oportunidad que se nos abre para construir una estima y subjetividad centrada en las relaciones y el cuidado, redescubriendo todo lo que generalmente sacrificamos en favor de una carrera profesional. Hombres por la igualdad hay muchos más de los que forman parte de los grupos y asociaciones.

Para la generalidad de los hombres, el cambio se ha limitado a una adaptación oportunista a cada contexto, abriéndose al espacio de la “ayuda” y mostrándose menos abiertamente machistas donde no se permiten estas actitudes, pero sin renunciar a la autoridad y estima del éxito profesional, y priorizando el mismo ante las encrucijadas vitales, lo que se refleja en todos los estadísticos que muestran la persistencia de la discriminación de género.

El miedo a la libertad de las mujeres percibida como una amenaza hace que algunos se vuelvan hacia posturas de dominio y de poder, manifestado en victimismo, enfrentamiento y violencia. Es así que surge en la última década un ruidoso y minoritario movimiento de hombres de defensa de los derechos (privilegios) de los hombres y de los padres, especialmente enfocado a atacar las leyes de protección de las mujeres ante la violencia de género y el feminismo en términos generales.

Aceptar la igualdad es percibido por muchos como una pérdida de privilegios (aunque estos sean privilegios “envenenados”, puesto que acaban perjudicándonos) ante la que muchos hombres se resisten.

No hemos conseguido convencer al grueso de los hombres, de que nosotros ganamos con la igualdad: en salud, en calidad de vida, en mejores relaciones y comunicación, en autoestima, en autonomía, en respeto y aprecio de los demás. (más…)

La igualdad y los hombres

 Hace unos días, en un taller organizado en Málaga por el Fórum de Política Feminista, Soledad Murillo (ex secretaria general de Políticas de Igualdad y una de las principales inspiradoras de la Ley contra la Violencia de Género y de la Ley de Igualdad) comentaba que en Noruega empiezan a considerar la igualdad como algo superado, pese a ocupar el segundo lugar entre los países de Europa en asesinatos machistas.

 Noruega disfruta de la mayor igualdad entre los sexos del mundo, en liza con sus vecinos nórdicos, gracias a su legislación, a la disminución de las brechas salariales entre hombres y mujeres, o a la mayor participación de mujeres en el poder legislativo y en altos cargos administrativos. Aun así la tasa de asesinatos machistas es del 6,58 por cada millón de mujeres (España del 2,44) y una de cada 10 mujeres de más de 15 años ha sido violada.

La experiencia de Noruega nos recuerda que la igualdad para ser efectiva necesita acabar, al mismo tiempo, con las desigualdades estructurales que padecen las mujeres y con el machismo; que la sociedad igualitaria que propone el feminismo no será posible sin el cambio y la implicación de los hombres, un objetivo que Noruega no ha logrado cuando quiere dar por alcanzada la meta.

 “Cuando las barbas de tu vecino veas cortar…”. Aunque estamos lejos de los países escandinavos en materia de igualdad, más nos vale tener en cuenta el dato para evitar errores que pueden llevarnos a una situación similar.

 En 1995 hice un estudio con Josep-Vicent Marques, para el Instituto de la Mujer, sobre la posición de los hombres ante el cambio de las mujeres. La mayoría se manifestaba a favor del cambio porque reparaba agravios históricos injustificables, aunque se quejaban de su velocidad y se resistían a lo que se esperaba de ellos porque lo vivían como una pérdida de privilegios. Algunos temían que el verdadero objetivo de las feministas fuera darle la vuelta a la tortilla.

 En los años siguientes la igualdad llegó a ser el discurso social hegemónico, hasta el punto de que costaba encontrar quien se opusiera públicamente y los medios de comunicación tenían que buscar personajes esperpénticos para defender el machismo en los debates. Hoy la situación es distinta, el discurso neomachista ha conseguido que amplios sectores de la población crean que la igualdad no beneficia a la mayoría sino que busca privilegios para las mujeres.

 Sin duda se debe a que ellos han renovado su discurso y a que los hombres por la igualdad no hemos llegado a la mayoría de los hombres para convencerlos de las virtudes del cambio, pero no es menos cierto que las políticas públicas de igualdad se han olvidado de los hombres y este olvido ha facilitado que los neomachistas usen el disfraz de defensores de la igualdad efectiva.

 Las iniciativas institucionales para ayudar a los hombres en el cambio han sido anecdóticas. Ninguna fuerza política apuesta por incorporar a los hombres como beneficiarios de las políticas de igualdad, a sus iniciativas les ha faltado el respaldo necesario y sus militantes consideran la igualdad un tema de mujeres.

 Su falta de sensibilidad ante fenómenos como el fracaso escolar de los chicos, el precio que pagan niños y hombres por ir de machos por la vida, la importancia de ampliar los permisos de paternidad o la necesidad de dotar de prestigio social lo doméstico y los cuidados, son anécdotas que sumar al hecho de suprimir el Ministerio de Igualdad sin dar ni pedir ninguna explicación.

 Hoy toca defender las conquistas amenazadas y luchar por una salida de la crisis que incremente el empoderamiento de las mujeres fomentando la corresponsabilidad, pero no basta con la combatividad del movimiento de mujeres, hace falta una mayoría social que incorpore a los hombres. A estos se les puede y se les debe exigir que renuncien a sus privilegios sin contraprestaciones, porque es justo y necesario, pero si queremos incorporarlos activamente al cambio hay que lograr que se sientan parte del mismo.

 La igualdad y los hombres parecen como el agua y el aceite, irreconciliables pero imprescindibles en la dieta mediterránea. Los hombres, los grandes beneficiarios del Patriarcado, son imprescindibles para el cambio; su implicación dependerá de que además de justa, vean que la igualdad les beneficia y no compensa el precio que pagan por los privilegios.

 Llamar cómplices a los hombres por la igualdad es un paso en la buena dirección, que reivindica el protagonismo del feminismo corresponsabilizándonos del cambio, pero refleja las resistencias a considerar aliados a quienes aportamos una perspectiva y una experiencia necesarias para el diseño y construcción de ese futuro que queremos compartido.

 José Ángel Lozoya Gómez

Miembro del Foro y de la Red de Hombres por la Igualdad

Blog de recursos socioeducativos para la igualdad de género