Hombres por la Igualdad

Grupos de Hombres – Valencia 1985

Descripción y análisis de una experiencia pionera de Grupos de Hombres. http://joanvilchez.com/articulos/grupos-de-hombres-valencia-1985/

Joan Vílchez Cambronero (Psicólogo-Sexólogo-Psicoterapeuta)

Comunicación presentada en el XV Congreso de la Sociedad Española de Psicoterapia y Técnicas de Grupo (SEPTG). Valencia, 13 Junio 1987.

1- LAS MOTIVACIONES: ¿Por qué crear Grupos de Hombres?

En los últimos años algo está cambiando en las actitudes y comportamientos de algunos varones. En ocasiones, más como consecuencia de los planteamientos feministas y antipatriarcales que como fruto de una reflexión entre los mismos.

Si bien algunos hombres se muestran solidarios con las mujeres en la búsqueda de unas relaciones más igualitarias entre los sexos y se cuestionan la masculinidad a nivel ideológico y en su vida cotidiana individual, no tengo conocimiento de que hayan prosperado los intentos, a nivel grupal, de preguntarnos cómo nos vivimos los varones.

De ahí surgió la idea de crear un Grupo de Hombres en Valencia, hace 2 años. De otra parte, la propia sensación de incomunicación entre las personas de mi sexo. Y por último, la hipótesis de que difícilmente cambiarán las relaciones entre los sexos si no hacemos una revisión crítica los varones, también, de nuestros roles y actitudes.

2 – LOS OBJETIVOS

Me propuse la creación de un espacio donde fuera posible otro tipo de comunicación entre hombres, distinta a la que conocía hasta entonces. Intentar una mayor sinceridad, con uno mismo y con los demás. No quedarnos en la superficie de los tópicos y estereotipos sociales que, en mi opinión, perpetúan la alienación e impiden un encuentro más auténtico entre nosotros.

Se trataba de poder reflexionar sobre el proceso social y personal a través del cual nos hemos ido construyendo como varones. Darme cuenta de qué experiencias, mensajes e influencias culturales han ido condicionando mi visión del mundo, mis actitudes, sentimientos, valores y comportamientos como “hombre”.

Cuestionar los modelos aprendidos e interiorizados, desde mi realidad cotidiana y mi deseo. Y abrir la posibilidad de cambiar, de reconstruirnos más libremente con el apoyo del grupo.

Como eje central me interesaba la sexualidad. Siempre me han sorprendido las enormes diferencias eróticas entre hombres y mujeres en nuestro contexto. La importancia que nuestra sociedad da a los genitales de unos y de otras, y cómo a partir de ahí, el proceso educativo impone roles tan rígidos y arbitrarios. Y cómo esto dificulta las relaciones personales.

Me interesaba, pues, explorar mi propia sexualidad como varón y dentro de un colectivo de varones, para entenderme y entenderlos mejor. Y establecer relaciones basadas en la cooperación y ayuda mutua y no en la competitividad; de igual a igual y no de poder; de respeto a las diferencias y no de normatividad; de confianza y no de juego de máscaras. Junto con otros hombres que desearan evolucionar y vivirse como personas, atravesando las limitaciones del rol fantaseado como masculino.

3- EL PROCESO DEL PRIMER GRUPO

En Octubre de 1985 propuse en Valencia, en una asamblea de la Societat de Sexologia del País Valencià, la creación de un Grupo de Hombres, con el objetivo de reflexionar sobre cómo vivíamos los varones nuestra sexualidad, y me ofrecí a coordinarlo.

Iniciamos el grupo 6 hombres de la Societat, reuniéndonos en bares y hablando de temas generales, ya que había cierto reparo en implicarnos al principio. Había que hacer un esfuerzo para no quedarnos en el mundo de las ideas y empezar a hablar de nuestras vivencias personales y cotidianas. A medida que íbamos creando un clima de confianza, aumentaban la sinceridad y la intimidad entre nosotros.

En cada reunión se incorporaban nuevos miembros y faltaba algún otro. Esto enriquecía al grupo, pero limitaba la cohesión y la profundización. Surgió la necesidad de cerrar el grupo y nos quedamos 12 hombres, la mitad de los cuales estábamos vinculados a la Societat de Sexologia, aunque en total participaron 17, de los cuales 5 vinieron ocasionalmente.

Nos reuníamos cada 2 semanas en casa de uno o de otro, al atardecer. Cenábamos juntos y charlábamos en círculo hasta la medianoche. En esta fase nos interesaban 2 cosas:

– Profundizar en las Reflexiones de cómo vivíamos algunos aspectos de nuestra sexualidad.

– Elaborar un Manifiesto que recogiera nuestras aportaciones como colectivo y ofrecerlo, desde la Societat de Sexologia del País Valencià, al público en general para el verano de 1986.

Para ello nos reuníamos, entre una y otra sesión del grupo, una pequeña Comisión de trabajo, sintetizando lo que se hablaba en las sesiones y ofreciéndolo al grupo para su discusión.

Al llegar el verano, hicimos la despedida del grupo, yéndonos al campo a pasar el dia juntos, en un clima festivo y cariñoso.

  (más…)

Anuncios

Micromachinhos, Grupo de hombres en Santiago de Compostela

micromachinhos_wordpress_com

Olá! En Santiago de Compostela existe un grupo de hombres que nos reunimos mensualmente, asistimos algunos cursos de formación, etc. Se llama “Micromachinhos” y tenemos un blog

http://micromachinhos.wordpress.com/

Este é o blogue dum grupo de homens de Compostela que gostaríamos sirva como ferramenta de consulta para nos introduzir teoricamente nos conceitos de novas masculinidades, também para plasmar reflexões, observações ou vivências entre nós e os roles masculinos aceitados e assimilados pola sociedade,

Cinco cosas que los padres deben dejar de decir a quienes no tienen hijos

Muchos hombres igualitarios nos hemos apuntado gozosos a la paternidad tierna, cuidadora, presente y vinculada. La grandeza de nuestro descubrimiento de una faceta tradicionalmente negada a los hombres en muchas ocasiones nos hace magnificar la paternidad y sobre todo abonar ideas poco igualitarias sobre la “incompletitud” del hombre que no ejerce la paternidad o la superioridad de los padres sobre los no padres. Artículo extraido de Huffington Post http://www.huffingtonpost.es/john-kinnear/cinco-cosas-que-los-padres-deben-dejar-de-decir_b_3615690.html?ncid=edlinkusaolp00000009

 Père et créateur du blog Askyourdadblog.com. Publicado: 24/07/2013 07:22

En primer lugar, debo decir que soy completamente culpable de todas ellas. Sé que esto parece una lista de consejos, pero en realidad son consejos para mí mismo. Cuando digo , en realidad me estoy refiriendo a . Salvo que a ti también te pase; entonces, aplícate el cuento.

Cuando me llegó el turno de la paternidad, me sumergí en ella de cabeza, y he dejado, contento y agradecido, que me redefina como persona. Una consecuencia imprevista es que ahora lo veo todo desde la perspectiva de un padre. A veces, eso viene bien. Por ejemplo, ya no dejo cuchillos sueltos por ahí. Pero a veces -y esto lo he aprendido hace poco-, puede irritar a mis amigos sin niños. He aquí unas cuantas cosas que más vale no decir.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA1. “Un perro no es un niño”

La queja completa suele ser esta: “Qué horror. ¿Sabes lo que me molesta muchísimo? Cuando Fulanita compara a su perro con mi hijo. O cuando Menganita llama al suyo ‘mi bebé’. ¡Un perro no es un niño! ¡No tienen ni idea!”

La verdad es que, a no ser que Fulanita sea alguien con auténticos problemas psicológicos, estoy seguro de que sabe a la perfección que su perro no es un niño. Sabe que tener un perro no es como tener un niño. Lo que está diciendo es: “¡Estoy feliz! Tengo en mi vida a un ser que hace caca y me proporciona alegrías”.

Esa persona está intentando buscar algo en común contigo, con esa vida en la no paras de hablar de sus hijos. Sé que es difícil entenderse de verdad cuando tienes hijos y tus amigos no. Las estrechas relaciones de otro tiempo pueden convertirse en reuniones esporádicas en las que hacemos todo lo posible para ponernos al día sobre la vida de alguien con quien ya tenemos muy poco de que hablar. En la universidad éramos amigos íntimos, pero ahora tenemos vidas muy diferentes. Así que, cuando Fulanita hace un intento casual y tal vez torpe de identificarse con tu historia de tener que limpiarse caca de bebé del flequillo y la compara con la de tener que limpiar la caca del perro de la alfombra, no hay que tomárselo mal. Solo quiere ser simpática. Y volver a ser amiga suya.

2. “¿Tú crees que estás [lo que sea]? ¡Pues imagínate si tuvieras hijos!”

Cansados, estresados, doloridos, manchados de pis, no importa. Todos hemos pasado por ello. Demasiadas veces, los padres quitamos importancia a las preocupaciones de los que no lo son a base de compararlas con lo que nos pasa a nosotros. “¿Qué dices, que esta semana has trabajado 50 horas? ¡Pues imagínate hacer eso y además con hijos!” ¡Que te duelen los pies de estar todo el día trabajando en la calle? ¡Yo llevo todo el día corriendo detrás de mi hijo, bla bla bla, no me cuentes rollos!”

No es una competición. Si, en una escala del 1 hasta un máximo de quedarse medio dormido en la ducha y despertarse cuando deja de salir agua caliente, tu amigo está en el 7, y tres semanas después de nacer tu hijo tú estabas ya en el 9, ESO NO QUIERE DECIR QUE TU AMIGO NO ESTÉ TAMBIÉN AGOTADO.

No digo que tus experiencias no puedan ser útiles en la conversación, pero en vez de jugar a que “mi dolor duele más que el tuyo”, probemos con la comprensión. ¿Por qué no tratar de aprovechar la experiencia de padre primerizo para ayudar en lugar de competir? Diga algo así como “¡Caray! Seguro que estás cansado. Cuando nació mi hija y yo estaba tan cansado, descubrí que echarme café directamente en los ojos era muy útil”.

3. “No te preocupes, cuando tengas hijos ya verás que…”

… los mocos no te darán asco, sabrás quién es Dora la exploradora, serás feliz… Puaj. Tenemos que dejar de suponer que todo el mundo va a tener hijos. Algunas personas no quieren tener hijos, deciden no tenerlos. Algunas personas sí quieren tenerlos y están intentándolo como pueden. Decirles que tener hijos es la única forma de alcanzar no sé qué tipo de inteligencia superior es desconsiderado y una grosería. ¿Es difícil saber qué otras cosas se pueden decir en su lugar? Tal vez lo mejor sea eliminar de tu repertorio cualquier frase que empiece con “Cuando tengas hijos…”. En cualquier caso, envejece a la persona que la dice.

4. “¿Puedo llevar a mis hijos a la fiesta?”

abbey road (más…)

Actividades de Hombres por la Igualdad de Aragón para abril y mayo de 2013

actividades hombres por la igualdad aragon 2013

Si quieres difundirlo aquí lo tienes en PDF Charlas Género chico HxI. Charlas 1, 2 y 3

9 de marzo 2013, Presentación de Grupo de Hombres en Almería

Tarjeton 9 marzo en la corrala

Datos de contacto de La Corrala de Almería:

Tarjeton PDF para su difusión.

LogoRHXCC

Website Red de Hombres por la Igualdad: http://www.redhombresigualdad.org/web/