Medios de comunicación

Por qué los hombres dejaron de usar tacones altos

BBC MUNDO: Por generaciones han sido el símbolo de la feminidad y el glamour. Sin embargo, un par de zapatos con tacones fue alguna vez un accesorio esencial y exclusivo para hombres.

http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2013/01/130125_cultura_tacones_altos_historia_ao

Hermoso, provocativo y sexy, el tacón alto quizás represente eso y más, pero incluso sus más fervientes seguidores no pueden argumentar que son prácticos.

No son buenos para caminar o para manejar. Se quedan atascados en cosas. Las mujeres con tacones tienen que permanecer lejos del césped, el hielo, las aceras de ladrillos y del mármol pulido.

Los hombres fueron los primeros en usar zapatos de tacón alto mucho antes que las mujeres.

Además, no son cómodos. Casi se puede decir que no fueron diseñados para caminar.

Es más, originalmente no fueron hechos para eso.

“Los zapatos de tacón fueron usados por siglos en el Medio Oriente como el calzado para los jinetes”, asegura Elizabeth Semmeljhack del Museo Bata Sho en Toronto.

Una buena equitación era esencial en los estilos de combate en Persia, el nombre histórico de Irán.

“Cuando los soldados se aferraban a sus estribos, el tacón ayudaba a sujetarse al caballo y así poder disparar sus flechas con más precisión”, dice Semmelhack.

El zapato persa del siglo XVII.

Al final del siglo XVI, el Shah Abbas I tenía la caballería más grande del mundo. El monarca deseaba establecer lazos con gobernantes en Europa Occidental con el fin de tener aliados a la hora de enfrentar a su mayor enemigo, el Imperio Otomano.

De esta manera, en 1599 Abbas envió su primera misión diplomática a Europa, específicamente a las cortes de Rusia, Noruega, Alemania y España.

(más…)

El machismo al otro lado del espejo

Como nos ha gustado mucho te lo reproducimos en nuestro blog ¿qué te parece?

Por: Marta Castro | 10 de junio de 2013 http://blogs.elpais.com/mujeres/2013/06/el-machismo-al-otro-lado-del-espejo.html?goback=.gde_2491538_member_248311983

MercedesFernandez-Martorell

Varias revistas femeninas rehusaron entrevistar el pasado día 5 de junio a la antropóloga catalana Mercedes Fernández-Martorell tras la presentación de su novela Ideas que matanen la Feria del libro de Madrid. “Causa cierto rechazo que mi investigación se centre en los agresores en vez de en las víctimas”, explica la autora. Pero la principal aportación de su investigación es precisamente esa, poner el foco en los desencadenantes de la violencia machista, en analizar qué factores llevan a los hombres a maltratar y por qué ni la educación ni la cultura o el nivel socioeconómico son eximentes para estas conductas. Es el maltrato desde el otro lado del espejo. Es Alicia intentando dirimir las razones que llevan a la reina de Corazones a actuar como lo hace.

En 2001 el Senado reclamó la presencia de Fernández Martorell para realizar un informe sobre la violencia de género. Fue entonces cuando se dio cuenta de que sabemos mucho de las víctimas, de los mecanismos que se desencadenan en ellas o de cómo reacciona la sociedad, pero sabemos poco de los maltratadores. Comenzó así un trabajo de campo que le ha llevado a asistir a más de 700 juicios por maltrato y a realizar más de 30 entrevistas a hombres condenados por esta causa. “Cuando iba a los centros de la mujer a veces me recriminaban que me interesara más en los agresores que en las víctimas, pero creo que hay que saber las causas que llevan a los hombres a comportarse como asesinos. Porque nadie nace asesino y nadie nace víctima”.

 

El trabajo de campo se ha convertido ahora en un ensayo novelado que concluye que los maltratadores agreden a sus parejas como una forma de compensación social. “Los patrones sociales heredados consideran que los verdaderos aliados de los hombres son otros hombres y la mujer es una persona de segundo orden, dependiente de ellos”, defiende la antropóloga. “Pero si el hombre tiene conflictos con sus congéneres, no importa su nivel educacional o cultural, usa a la mujer para compensar su hombría, imponiendose a ella. El maltratador tiene también una dependencia hacia su víctima, porque el maltrato es su instrumento para sentirse bien y recompensar todo lo que le va mal”.

Fernández-Martorell insiste en que los esquemas sociales heredados por ciertas políticas o religiones son la causa de este patrón: “La mujer ha interesado como madre o como esposa, pero no su libido o su personalidad”. Nadie nace asesino ni borrega. Nos construimos como individuos en el marco de una sociedad que necesita madurar”. “Las mujeres sufrimos desde los años 60 una evolución que nos ha hecho más libres, ahora son los hombres los que tienen que romper con sus barreras, y no reírse de los chistes ofensivos hacia las mujeres y atrever a enfrentarse a otros hombres” arguye la autora.

Esta antropóloga acepta ciertos avances en los últimos años, pero incide en que la clave está en “amar y ser amado sin sufrir y hacer sufrir”. Esto supone, a sus ojos modificar las relaciones que se asientan sobre el “modelo establecido desde el poder patriarcal”.

Mercedes Fernández sabe que la polémica está servida con su investigación, pero no la entiende bien. “Yo solo expongo las ideas que llevan a un hombre a maltratar. No voy a justificarles, pero tampoco podemos obviarles, porque son la base del problema”. El periodista Boris Izaguirre, que la acompañó en la presentación lo recalcó: “El libro se titulaIdeas que matan y no Hombres que matan“. Quizás, para terminar de comprender porqué en países civilizados se sigue ejerciendo la violencia de género sea necesario ver la realidad completa, sin miedos ni prejuicios, a ambos lados del espejo.

Hombres por la Equidad de Género ¿Y ahora qué?

En los últimos diez años el movimiento de hombres por la igualdad se ha ido desarrollando y extendiendo por gran parte del Estado Español (Andalucía, Aragón, Baleares, Canarias, Castilla La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia, Madrid, Murcia y País Vasco).

Ya no es novedad la implicación de los hombres en el feminismo porque existen grupos de hombres y activistas por la igualdad desde hace más de 25 años en España, sin embargo los hombres profeministas integrados activamente como movimiento social, representan todavía una minoría en comparación con el propio feminismo, la ecología, los grupos de derechos humanos, de derechos lgtb, o el sindicalismo. Hemos de reconocer que hasta ahora no hemos conseguido que nuestro mensaje cale en la mayoría de hombres de nuestras ciudades y pueblos.

Afortunadamente ya no está tan claro en qué consista “ser todo un hombre” o un “hombre de verdad”. Para explicar la falta de entusiasmo masculino ante la igualdad de género, algunos apuntan a un supuesto desconcierto de los hombres, a la dificultad para comprender en qué consista un cambio que es complejo y difícilmente reducible a mensajes simplistas. Hay quien incluso habla de la falta de modelos, aunque quizá sea mejor hablar de falta de reconocimiento social a los modelos igualitarios de masculinidad que inexistencia de los mismos.

Ante un panorama con múltiples referentes, muchos hombres han comprendido la oportunidad que se nos abre para construir una estima y subjetividad centrada en las relaciones y el cuidado, redescubriendo todo lo que generalmente sacrificamos en favor de una carrera profesional. Hombres por la igualdad hay muchos más de los que forman parte de los grupos y asociaciones.

Para la generalidad de los hombres, el cambio se ha limitado a una adaptación oportunista a cada contexto, abriéndose al espacio de la “ayuda” y mostrándose menos abiertamente machistas donde no se permiten estas actitudes, pero sin renunciar a la autoridad y estima del éxito profesional, y priorizando el mismo ante las encrucijadas vitales, lo que se refleja en todos los estadísticos que muestran la persistencia de la discriminación de género.

El miedo a la libertad de las mujeres percibida como una amenaza hace que algunos se vuelvan hacia posturas de dominio y de poder, manifestado en victimismo, enfrentamiento y violencia. Es así que surge en la última década un ruidoso y minoritario movimiento de hombres de defensa de los derechos (privilegios) de los hombres y de los padres, especialmente enfocado a atacar las leyes de protección de las mujeres ante la violencia de género y el feminismo en términos generales.

Aceptar la igualdad es percibido por muchos como una pérdida de privilegios (aunque estos sean privilegios “envenenados”, puesto que acaban perjudicándonos) ante la que muchos hombres se resisten.

No hemos conseguido convencer al grueso de los hombres, de que nosotros ganamos con la igualdad: en salud, en calidad de vida, en mejores relaciones y comunicación, en autoestima, en autonomía, en respeto y aprecio de los demás. (más…)

Gallardón o la violencia “democrática” contra las mujeres

Lo peor de Gallardón no es su posición contra el aborto, sino que sea un hombre el que encabece la ofensiva conservadora para volver a fijar los límites de lo que es o debe ser una mujer, y que parezca dispuesto a usar el monopolio de la violencia del poder del Estado para obligarla a respetarlos.

Como la sobrecarga en lo doméstico, los techos de cristal en el espacio público y las amenazas a la libertad personal o sexual que sufren las mujeres no logran frenar su emancipación, la derecha aprovecha la crisis para agudizar las desigualdades reduciendo las medidas de conciliación en el mercado de trabajo y recortando las políticas sociales.

A nadie se le escapa que la gente sortea la crisis evitando sobrecargas que dificultan su permanencia en el mercado de trabajo y que una de las fórmulas es reducir la descendencia y retrasar su llegada, ni que uno de los métodos más reaccionarios para que las mujeres permanezcan en el hogar es aumentar el tiempo que dedican a la crianza.

Qué mejor forma de lograrlo que incrementar los partos no deseados cuestionando la píldora del día después y la madurez de las mujeres para decidir si quieren culminar sus embarazos. Dice que defiende “la libertad de la maternidad” para no decir que pretende imponer la maternidad sin red de apoyo a todas las embarazadas. Un bonito ejemplo de su forma de quitar derechos aparentando que los defiende.

Los derechos reproductivos de las mujeres son, junto al acceso a la educación y la incorporación al mercado de trabajo, pilares en los que se asienta su autonomía y cuestionarlos desde el Gobierno es un acto de violencia institucional contra ellas y contra la igualdad entre los sexos.

Un ataque a las libertades que sienta un peligroso precedente de sometimiento del Estado a los postulados ideológicos de la jerarquía eclesiástica, que empobrece la democracia y busca criminalizar la libertad que se deriva de la discrepancia, obligando a asumir maternidades y paternidades que no han sido buscadas ni deseadas y devolver (en especial a las mujeres) a unos niveles de inseguridad física y jurídica que creíamos superada.

Estábamos tan acostumbrados a medir la pervivencia de la violencia contra las mujeres a partir del número de asesinatos o denuncias por malos tratos que se producen cada año o, afinando mucho, a partir de las desigualdades en los usos del tiempo, que cuesta creer que la violencia machista que busca limitar las libertades de las mujeres y reducir sus oportunidades proceda del uso “democrático” de las instituciones del Estado.

Los hombres por la igualdad sabemos que no basta con constatar que nuestra presencia en las manifestaciones del 25 de noviembre hace tiempo que ha dejado de ser anecdótica, con saber que los micromachismos son el caldo de cultivo en el que germinan, se desarrollan y se legitiman las desigualdades, ni con llevar con nuestros mensajes a los hombres que Josep-Vicent Marques denominaba varones sensibles y machistas recuperables.

Sabemos que los hombres podemos y debemos oponernos a esta ofensiva contra las libertades en todos los frentes, poniéndole cara a la igualdad compartiendo los cuidados al tiempo que pedimos la igualdad de derechos para asumirlos y que se usen los que tenemos, convencidos de que contribuyen al cambio personal, relaciones más solidarias, paternidades equivalentes y la igualdad de oportunidades ante el mercado de trabajo. También sabemos que podemos contribuir a evitar la mayoría de los embarazos no deseados.

Gallardón, es ese hombre que en tal mal lugar nos deja al resto del colectivo, ese Ministro de Justicia que nos pone tan difícil confiar en una justicia ya muy desacreditada y nos avoca a manifestar nuestra repulsa frente a todas las iniciativas, da igual que tan legales sean, que persigan incrementar las desigualdades por medio de presiones y violencias de intensidad variable tratando de convertir en papel mojado las conquistas hoy reconocidas por las leyes.

José Ángel Lozoya Gómez

Miembro del Foro y de la Red de Hombres por la Igualdad.

Los hombres ante los recortes en las políticas de igualdad.

La falta de un proyecto estratégico que orientara el trabajo con los hombres llevó al Gobierno socialista a perder la oportunidad de avanzar en su incorporación a las políticas de igualdad, consolidar la colaboración institucional con el Movimiento de Hombres por la Igualdad y contribuir a promover una mayoría social capaz de oponerse al posmachismo.

En lugar de esto usó la crisis económica para justificar una ofensiva sin precedentes contra la igualdad de oportunidades y la autonomía de las mujeres, sacrificando el Ministerio de Igualdad y las iniciativas públicas que empezaban a considerar a los hombres como aliados necesarios en el camino hacia la igualdad: el teléfono para hombres o el compromiso de ampliación de los permisos de paternidad.

Lo que hemos perdido los hombres es insignificantes si los comparamos con los recortes que se están aplicando a los programas dirigidos a propiciar la protección de las víctimas de la violencia machista o los que amenazan las conquistas de las mujeres de los últimos años, en una ofensiva que se justifica por la necesidad de hacer frente a una crisis económica que los recortes en políticas sociales contribuirá a incrementar.

Pero el reconocimiento de esta diferencia no puede ocultar la importancia de la perdida de oportunidad que supone la desaparición del teléfono para los hombres y la congelación de los permisos de paternidad, porque eran las primeras medidas destinadas a mejorar la vida de los hombres, implicándolos activamente en el cambio, que hubieran contribuido, al mismo tiempo, a mejorar la vida de las mujeres.

Se trataba de avances concretos en el modo de abordar la igualdad, basado tradicionalmente en políticas centradas únicamente en las mujeres, aunque les llamaran políticas de género o de igualdad. Hasta ese momento, el trabajo con los hombres solo se planteaba como una táctica que favorecía a las mujeres, en temas como la prevención de la violencia machista o los embarazos no deseados, aunque también ayudaban a mejorar la vida de los hombres.

Puede parecer que el orden de factores no altera el producto pero en este caso lo hace, al menos subjetivamente, porque no es lo mismo pedirle a los hombres solidaridad que colaboración, ayuda que corresponsabilidad, apoyo que implicación en el diseño y construcción de un futuro compartido en el que mujeres y hombres tengamos los mismos derechos, las mismas oportunidades y las mismas responsabilidades. (más…)

Entrada libre para los practicantes de la violencia de género

@sara_f_r nos informa de la obra de teatro Nuestra Señora del Rostro Saturado de la compañía Hemoficción.

Hay algo realmente llamativo… La compañía invita a los maltratadores, golpeadores, torturadores… o como dicen… a los practicantes de violencia de género a ver la obra sin pagar entrada… algo que nos puede chocar, pero que realmente puede comprenderse mejor atendiendo a este objetivo:

“La obra puede resultar aliviante para muchas mujeres maltratadas, porque pueden verse reflejadas y comprendidas, pero ellas no constituyen la categoría de público que más beneficio puede sacar de verla, sino los practicantes de la violencia de género. Si ellos consiguen comprender a través de la obra una décima parte de lo que sienten sus víctimas, lo que nosotros recibimos no tiene precio”, explica el director de la Compañía de Teatro de Hemoficcion, Lorenzo Mijares.

Así que buenas intenciones… qué no falten desde luego ¡ojalá sirva… y por favor, cuenten si algún “practicante” se identificó como tal para ver su trabajo!…

Lo dicho, sorprendido (gratamente) por esta iniciativa, te dejo con la información sobre la obra que puedes encontrar en Azay Art Magazine.

Yo grito: movilización social contra la violencia de género

Niño Apache continua haciendo de las suyas y llegando al personal a través de lo que mejor hace: la música. En esta ocasión nos hemos enterado, a través de corre la voz, del lanzamiento de la campaña

Yo grito: movilización social contra la violencia de género

Aquí abajo tienes toda la info; Enhorabuena!!

(más…)

¡Colgarles, van a por nuestros hijos!

Reproduzco íntegro el artículo de @el_pais; mundo de mierda… cada vez me odio más a mi mismo… por ser persona, por ser blanco y por ser varón, pero en el colmo del remate… me odio aún más si cabe por ser blanco y hetero.

Asco de gente coño.

Asesinado un activista gay
en Uganda después de que
un periódico publicara una
lista de homosexuales “a colgar”

La imagen y el nombre del fallecido, David Kato, aparecieron en la portada
y en las páginas interiores de la publicación homófoba

LALI CAMBRA – Ciudad del Cabo – 27/01/2011


“¡Colgarles, van a por nuestros hijos!”. Así titulaba a doble página el semanario Rolling Stone de Uganda (nada que ver con la conocida revista musical), que anunciaba la publicación del nombre y las fotografías de cien homosexuales del país. David Kato, activista de Sexual Minorities Uganda (SMUG), fue de los primeros en aparecer, hasta que en el mes de noviembre una orden judicial prohibió al semanario seguir con sus artículos por invasión del derecho a la privacidad de los ciudadanos. Tarde para Kato, cuya imagen apareció en la portada del periódico, y en las páginas interiores una segunda foto y su nombre.

(más…)

Guía del lenguaje no heterosexista

Vía @angelesbrinon nos hemos enterado de que el Consejo de la Juventud de Valencia ha presentado una Guía del Lenguaje NO Heterosexista (nota de prensa aquí). [OJO! –> Está en valenciano…]

Portada Guía Lenguaje NO Heterosexista del CJVHa presentat avui públicament l’edició d’una nova campanya des de l’Àrea de Gènere i Sexualitat  que consta d’una GUIA DE LLENGUATGE NO HETEOSEXISTA, on el seu principal objectiu es ser una ferramenta útil i directa de lluita contra el patriarcat i l’heterosexisme a través del llenguatge.

Ha presentado hoy publicamente la edición de una nueva campaña desde el Área de Género y Sexualidad que consta de una Guía de Lenguaje NO Heterosexista.

 

Guía para un Lenguaje NO Heterosexista (pdf)

Puedes obtener más información a través de:

(más…)

El miedo masculino a la potencia sexual femenina

Interesante reflexión de Corral Herrera Gómez publicada en mujerpalabra.net… ¿estás de acuerdo?

Volver a Sexualidad, afectos y cultura - Pensamiento en Mujer Palabra El miedo masculino a la potencia sexual femenina

Volver al índice de la autora Coral Herrera Gómez (2010)

Entre 1970 y 1988, William Hartmann, del Centro para Problemas Maritales y Sexuales, en California, monitorizó el orgasmo de 469 mujeres y 289 hombres voluntarios. El mayor número de orgasmos en una hora fue de 134 para la mujer y 16 para el hombre.

El miedo de los hombres a la potencia arrasadora de la sexualidad femenina ha sido uno de los grandes motivos para encerrar a las mujeres en el ámbito doméstico, para cubrir sus cuerpos (desde el velo hasta el burka), para mutilarlos (dos millones de niñas al año son castradas a manos de sus familiares) y para estigmatizarnos como seres más próximos a la animalidad y la irracionalidad que a la cultura y la civilización humana.

AblaciónLa mayor parte de los monstruos femeninos de las culturas patriarcales son seres eróticos, voraces, insaciables sexualmente, apasionados, crueles hasta el extremo. Las Gorgonas, las Harpías, las Erinias, las Amazonas, las Sirenas, la Esfinge, las Succubus, Medusa, las Lamias, las Centaurides, las Empusas, Artemisa, Afrodita… Otras diosas monstruosas fueron: Andras, un Espectro Bisexual; Astartea, el Ángel del Infierno; Gomory, la Maestra del Sexo; Is Dahut, la Amante Insaciable; Perséfone, la Reina del Inframundo; Zalir, la Lesbiana, Zemunín, la Prostituta. Lamia, el Mito de la Vagina Dentada: es un personaje femenino de la mitología grecolatina, caracterizado como asustaniños y seductora terrible. Otras mujeres malas (malas porque se sienten libres y actúan como quieren) son Lilith (para la cultura hebrea) y Eva (para la cristiana), porque con su curiosidad corrompen la bondad del hombre.

LilithLilith es considerada la primera esposa de Adán en la literatura rabínica. En las leyendas populares hebreas es el espíritu del mal y la destrucción, el demonio animal con rostro de mujer. Dios no la creó a partir de la costilla del primer hombre, sino de “inmundicia y sedimento”. Según Erika Bornay (1998), Lilith y Adán nunca encontraron la paz, principalmente porque Lilith, no queriendo renunciar a su igualdad, discutía con su compañero sobre el modo y la forma de realizar su unión carnal.

Lilith consideraba ofensiva la postura recostada que él exigía. “¿Por qué he de acostarme debajo de ti?”, preguntaba, “yo también fui hecha de polvo, y por consiguiente, soy tu igual”. Como Adán trató de obligarla por la fuerza, Lilith, airada, pronunció el nombre mágico de Dios, se elevó en el aire y lo abandonó. La diablesa huyó del Edén para siempre y se fue a vivir a la región del aire “donde se unió al mayor de los demonios y engendró con él toda una estirpe de diablos”. (más…)

Hombres de Cúllar Vega cocinarán en plena calle

Granada Digital recoge la acción de la Asociación Hombres por la Igualdad y los Buenos Tratos: bajo el lema “Si eres hombre, ponte el delantal”

se pondrán a cocinar en la calle el sábado (20.11.2010) con un claro objetivo: animar a todos los varones de Cúllar Vega a que cocinen habitualmente en sus hogares.

Repartirán más de 150 delantales con este eslogan. Animaté si estás cerca!!

Más abajo tienes la noticia:

Hombres de Cúllar Vega cocinarán en plena calle para dar ejemplo

Viernes, 19/11/10 12:36

GD.

“Si eres hombre, ponte el delantal”. Bajo este curioso eslogan un grupo formado por 20 vecinos del municipio de Cúllar Vega, pertenecientes a la Asociación Hombres por la Igualdad y los Buenos Tratos, cocinarán en mitad de la calle el sábado con un claro objetivo: repartir más de 150 delantales con este eslogan, y animar a todos los varones de Cúllar Vega a que cocinen con ellos.

La cita será a partir de las 12 de la mañana en la céntrica Plaza Felipe Moreno. A esa hora, los miembros de esta Asociación (que trata de promover la igualdad en el municipio) pondrán a todos los transeúntes a cortar cebolla, zanahoria, pimientos y calabaza para preparar un suculento plato, denominado “alboronía”, a base de verduras.

Remover las conciencias

Esta actividad forma parte de un programa organizado por la Concejalía de Igualdad con motivo de la Semana contra la Violencia de Género, en torno al día 25 de noviembre. La concejala responsable del área, Asunción Pérez Cotarelo, explica que “pretendemos remover las conciencias de los vecinos de Cúllar Vega y demostrarles que es necesario modificar conductas y roles en casa y educar a nuestros hijos en la igualdad de género”.

Para ello, en el transcurso de este acto, la Asociación Hombres por la Igualdad y los Buenos Tratos repartirá una serie de ‘flyers’ con un decálogo del ‘nuevo hombre’, dentro de una campaña que han bautizado como “Sensibilización sobre nuevas masculinidades”.

El programa de la Semana contra la Violencia de Género organizada por el Ayuntamiento de Cúllar Vega incluye, entre otras muchas actividades, la II Campaña Municipal de “Servilletas en los bares”, en la que bajo el lema “Plena igualdad. Violencia cero”, se repartirán miles de servilletas para concienciar a los hombres del municipio de la necesidad de erradicar esta lacra social.

Mujeres y hombres y viceversa (en política)

Muy interesante reflexión y análisis realizado por Albert Medrán respecto al tratamiento mediático que se realiza completamente distinto a mujeres y a varones en política…

Más abajo tienes la entrada completa de Albert; leela y reflexiona sobre lo que puedes hacer, en la medida de tus posibilidades, para deconstruir esto y modificar tópicos.

(más…)

Foto de la semana: 0,003 mm de latex pueden salvarte la vida

Entrevista a Douglas Mendoza Urrutia (RedMas Nicaragua)

Cómo enseñar a no ser macho. Por Hugo Huberman | 26.4.2010 en ARTEMISA

El trabajo en masculinidades con hombres en Nicaragua, a través del esfuerzo pionero de varias organizaciones como Puntos de Encuentro, Centro de información y servicios de asesoría en salud (CISAS) y Cantera, ha sido pionero. Aquí el relato de una experiencia.

Desde ese plafón los compañeros y compañeras de la Red de Masculinidad por la Igualdad de Género (RedMas) de Nicaragua, están haciendo un trabajo continuo  e importante con niños y jóvenes en busca de relaciones igualitarias y equitativas.

Charlamos con Douglas Mendoza Urrutia, unos de los miembros de la comisión gestora/coordinación de la red.  Douglas es un activista social inquieto y de alto valor para el movimiento de hombres centroamericano, es parte de una generación de jóvenes producto del semillero que hicieron las organizaciones antes nombradas. Trabaja con jóvenes y niños involucrándolos en procesos de equidad de género. El arte, el juego por jugar, la imagen han sido herramientas idóneas para este trabajo.

Desde la Redmas ¿cómo han encarado el trabajo con niños y jóvenes?

Está ampliamente reconocido que la intervención durante los años de la niñez y la adolescencia puede resultar en un mejoramiento de la salud sexual y reproductiva durante la vida adulta y en el desarrollo de identidades masculinas a favor de la equidad de género. La adolescencia marca una etapa crítica de la sexualidad y la adopción de patrones de comportamiento que pueden tener implicancias para toda la vida en lo referente a estos componentes.

Es imperativo desde este enfoque considerar las necesidades de los adolescentes y específicamente los pre-adolescentes que son un grupo invisibilizado, ya que estos no son considerados niños pero tampoco tienen cabida en el grupo de los adolescente. Además que este es un grupo ideal para plantear cambios, aprovechando la oportunidad de que se encuentran en una etapa temprana de la construcción de su identidad, para promover valores de respeto convivencia,  derechos y equidad. Por ello es necesario educar a los varones estimulando la reflexión crítica sobre su identidad masculina evidenciando las consecuencias negativas de ciertos modelos que se han venido reproduciendo a lo largo de múltiples generaciones. (más…)

Camino a la Igualdad vía igualación de permisos. Preparándonos para el gran debate.

Reciente articulo de Antonio García (AHIGE), donde aboga por ahondar en el camino de la individualización de derechos como política de igualdad frente al modelo de derechos derivados de la relación laboral del cabeza de familia que apuntaló el modelo de familia tradicional de mujer ama de casa y marido trabajador asalariado.

Camino a la Igualdad vía igualación de permisos. Preparándonos para el gran debate.

El gran debate sobre la igualdad se acerca. El movimiento feminista y, más recientemente el de hombres igualitarios, acumula años de experiencia en la promoción de cambios sociales que remuevan los pilares de la sociedad sexista que nos ha tocado vivir.

Cada vez somos más capaces de identificar con precisión los resortes del verdadero cambio. En el camino, muchas experiencias positivas y otras no tanto. Quizás un ejemplo de esto último han sido las tradicionales políticas de conciliación de la vida laboral y familiar. Impulsadas con ilusión, con la esperanza de que significaran un verdadero cambio en las posibilidades reales de las mujeres, las estadísticas de sus resultados en muy diversos países nos hablan, más bien, de lo contrario. Han servido para perpetuar las diferencias: finalmente, las mujeres son las que optan por estos recursos y las que ven mermado el desarrollo de su curriculum profesional.

Los hombres han seguido como siempre. Lo cierto es que el mensaje que recibían las parejas desde el propio estado ha ayudado a este inmovilismo. Podría resumirse en la siguiente idea: “El cuidado de la nueva criatura corresponde fundamentalmente a ella y para eso le ofrecemos diversos recursos. A él le corresponde ayudar y apoyar desde un segundo plano, manteniendo su papel de proveedor y protector de la familia.”

(Artículos relacionados: El camino de los padres por la igualdad) Más….

(más…)