crisis

Los hombres ante los recortes en las políticas de igualdad.

La falta de un proyecto estratégico que orientara el trabajo con los hombres llevó al Gobierno socialista a perder la oportunidad de avanzar en su incorporación a las políticas de igualdad, consolidar la colaboración institucional con el Movimiento de Hombres por la Igualdad y contribuir a promover una mayoría social capaz de oponerse al posmachismo.

En lugar de esto usó la crisis económica para justificar una ofensiva sin precedentes contra la igualdad de oportunidades y la autonomía de las mujeres, sacrificando el Ministerio de Igualdad y las iniciativas públicas que empezaban a considerar a los hombres como aliados necesarios en el camino hacia la igualdad: el teléfono para hombres o el compromiso de ampliación de los permisos de paternidad.

Lo que hemos perdido los hombres es insignificantes si los comparamos con los recortes que se están aplicando a los programas dirigidos a propiciar la protección de las víctimas de la violencia machista o los que amenazan las conquistas de las mujeres de los últimos años, en una ofensiva que se justifica por la necesidad de hacer frente a una crisis económica que los recortes en políticas sociales contribuirá a incrementar.

Pero el reconocimiento de esta diferencia no puede ocultar la importancia de la perdida de oportunidad que supone la desaparición del teléfono para los hombres y la congelación de los permisos de paternidad, porque eran las primeras medidas destinadas a mejorar la vida de los hombres, implicándolos activamente en el cambio, que hubieran contribuido, al mismo tiempo, a mejorar la vida de las mujeres.

Se trataba de avances concretos en el modo de abordar la igualdad, basado tradicionalmente en políticas centradas únicamente en las mujeres, aunque les llamaran políticas de género o de igualdad. Hasta ese momento, el trabajo con los hombres solo se planteaba como una táctica que favorecía a las mujeres, en temas como la prevención de la violencia machista o los embarazos no deseados, aunque también ayudaban a mejorar la vida de los hombres.

Puede parecer que el orden de factores no altera el producto pero en este caso lo hace, al menos subjetivamente, porque no es lo mismo pedirle a los hombres solidaridad que colaboración, ayuda que corresponsabilidad, apoyo que implicación en el diseño y construcción de un futuro compartido en el que mujeres y hombres tengamos los mismos derechos, las mismas oportunidades y las mismas responsabilidades. (más…)

El paro empuja ya a los hombres para formarse para cuidar dependientes

hombres cuidadores 1,hombres cuidadores 2

Los mal llamados derechos de las mujeres en crisis

las-ministras-de-la-segunda-legislatura-zp

Las ministras de la segunda legislatura del PSOE en el nuevo milenio

Hemos recogido por su interés, este artículo de María Pazos Morán, en el último número de la Revista Trasversales número 15 verano 2009. María Pazos es investigadora del Instituto de Estudios Fiscales así como fundadora y una de las habituales portavoes de la Plataforma por permisos iguales e intransferibles de nacimiento y adopción

La situación

Basta teclear en Google crisis + igualdad de género para comprobar que la igualdad de género sigue ausente del discurso sobre la crisis articulado por la llamada ‘corriente principal’ de la política, de la economía, de la sociología y, sobre todo, de las políticas públicas. Cuando se habla de economía, de protección social o de Elecciones Europeas, se habla continuamente de crisis, pero no se habla de igualdad de género; y ni siquiera se habla de mujeres. Eso no quiere decir que las autoridades y los partidos políticos no hablen de mujeres ni de igualdad de género, pero lo hacen exclusivamente cuando abordan ese tema específico, en foros especializados o con ocasión de festividades como el 8 de marzo. Lo hacen, desde luego, para declarar que no hay que renunciar a los logros conseguidos (Mª Teresa Fernandez de la Vega, 8/3/2009) o para afirmar que la crisis económica no implicará recortes en las políticas de igualdad entre hombres y mujeres (Soledad Cabezón, Secretaria Federal de Políticas de Igualdad del PSOE, 27/1/2009). (más…)