Cuidado y custodia. Artículo de Ainhoa Beola Olaziregi

chocolateAl grano y con datos nos dejamos de opiniones baratas. Bravo Ainhoa.Y gracias a ese 15% de hombres, esperamos que creciente que creen y viven la igualdad en los cuidados y en la responsabilidad

Extraido de: http://www.naiz.info/eu/iritzia/articulos/cuidado-y-custodia

Ainhoa Beola Olaziregi
 

Cuidado y custodia

Asistimos en los últimos días a mensajes sobre la necesidad de la custodia compartida. Supongo que se asume y defiende la corresponsabilidad en los cuidados, desde el mismo momento en que la criatura nace.

2013/10/02

Y de ser así, estamos ante una buena noticia, pues ello supondrá que hemos avanzado a la hora de compartir el trabajo relacionado con la crianza y cuidado, independientemente de que la pareja se mantenga unida o esté inmersa en un proceso de divorcio.

Datos recientes del Eustat acreditan que el 93,3% de quienes solicitan una reducción de jornada para dedicarse al cuidado de menores son mujeres, que el 90% de quienes solicitan una excedencia por el mismo motivo siguen siendo mujeres, y que solo uno de cada siete padres dedican el mismo tiempo que las madres al cuidado de las y los hijos en la CAV.

Es un error comenzar a debatir sobre el cuidado, crianza y custodia de los niños cuando se dé un divorcio contencioso, pues el mero hecho de dar una vida debe de hacer que las parejas se impliquen en igualdad y desde principios de corresponsabilidad, en las labores de crianza y cuidado; y porque en momentos de enfrentamiento los niños deben de quedar fuera del litigio por su propia seguridad y bienestar.

Pero si atendemos a los datos de divorcio, vemos que el 64% de los procesos de divorcio se gestionan de mutuo acuerdo. En el 93% de estos casos ambos progenitores deciden que la custodia de las y los menores la ostente quien ha cargado con el peso del cuidado y atención, la madre. Y en el 5% de los casos ambos progenitores deciden compartir la custodia.

Los datos muestran que la mayoría de los casos, afortunadamente se resuelven sin enfrentamientos. Pero analicemos los casos de divorcios contenciosos, que suponen el 36% del total. En el 72% de estos, el padre no solicita la guarda y custodia de las y los menores para sí, y es un 1% los casos donde solicita una custodia compartida.

Por lo tanto nos situamos en un 1% de solicitudes de custodia compartida, entre el total del 36% de divorcios contenciosos. También en estos casos, el interés de las y los menores es una pauta de conducta que defendemos, donde debe de prevalecer la protección y no utilización de las y los menores implicados.

En este sentido la legislación es variada, desde La Convención sobre los Derechos del Niño que «en todas las medidas concernientes a los niños que tomen las instituciones públicas o privadas de bienestar social, los tribunales, las autoridades administrativas o los órganos legislativos, una consideración primordial a que se atenderá será el interés superior del niño, y los poderes públicos asegurarán la protección social, económica y jurídica de la familia». Pasando por el código civil o la constitución que actualmente y mal que nos pese, nos rige.

En los casos de custodia familiar contenciosa, últimamente escuchamos voces a favor de la custodia compartida, cuando realmente de lo que se debiera de hablar es de una custodia por tiempos o repartida. Y donde si la pareja está sumida en un proceso enfrentado, difícilmente podrá tomar decisiones consensuadas a favor de los menores, pudiendo en cambio sumir a esos menores a quienes debemos de velar, en un proceso de inestabilidad y desequilibrio.

En este sentido, cada menor tiene derecho a que se acuerde el sistema de custodia que más le beneficie en base a la legislación actual, y que en caso de desacuerdo por parte de los progenitores, requerirá el estudio concreto de cada caso como actualmente se hace, sin reglas generales porque situaciones homogéneas no hay.

Hablemos por lo tanto de una coparentalidad antes y después de la ruptura de la pareja, y de una custodia responsable, sea ésta unilateral, compartida o repartida, atendiendo siempre y en cada caso, a los intereses de los menores.

Debates de otro tipo, además de generar confusión, no se atienen a la realidad y pretenden hacer regla general de lo particular.

5 comments

  1. Yo debo ser parte de ese 1% que hablas, me he implicado desde la concepción, ha habido juicio de custodia por desacuerdo, he pedido custodia compartida, la madre ha mentido y asesorada por abogada ha creado la imagen de una relación conflictiva, y la jueza ha mantenido la tradición de custodia monomarental, qué hago??

    1. Podrias pedir revisión mas adelante e intentar llegar a acuerdo si es posible, las cosas pueden enfríarse y reconducirse. Si sigue sin ser posible, podrías pedir custodia para ti e intentar mostrar tu idoneidad como progenitor custodio. En cualquier caso sigue presente, responde a tu responsabilidad, cuida en tu tiempo, disfruta de tu hijo/as, y no hagas de este desacuerdo el eje de tu vida. Cuidate, date tiempo para procesar duelos y pérdidas, pasa pagina, estate fuerte y disponible para cuidar de tus hijos… ¿que te parece?

  2. Yo soy uno de esos millones de padres que no puede permitirse una reducción de jornada. Hay que seguir ganando el salario en un trabajo que me tritura para procurar unas condiciones de vida dignas a mis hijos. En el tiempo que estoy en casa me dedico por completo a ellos, les doy de cenar, los baño, juego o les leo cuentos y los acuesto. Creo que el trabajo fuera de casa es una forma de cuidado, ya que ayuda a generar las condiciones materiales necesarias para los niños y su madre.
    En mi caso, mi mujer tiene una formación que lamentablemente es muy poco demandada en el mercado de trabajo, por lo que los roles que ocupamos son difícilmente reversibles.
    Siento que es injusto el tratamiento que hace el feminismo de la realidad de muchísimas parejas jóvenes en este país. Las estadísticas de trabajo en casa y cuidados ignoran completamente que los hombres de este país trabajamos muchas más horas fuera de casa que las mujeres, y en la mayoría de los casos, los trabajos no son un camino de rosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s