Agresión homófoba en un restaurante del centro de Madrid

Extractamos en este caso de Público.es (foto de archivo no tiene relación con este suceso)

“¡Odio a los maricones!” Detenido el agresor de una pareja homosexual que se besó en un restaurante de Madrid.

PÚBLICO.ES / EFE Madrid 25/07/2011

Un hombre que supuestamente agredió a una pareja homosexual por haberse dado un beso mientras comía en un restaurante del centro de Madrid ha sido detenido acusado de un delito de lesiones.

El presunto agresor, José María D.C., de 53 años, fue detenido y ha pasado la noche en la comisaría de Centro, donde se ha negado a declarar, han confirmado a Público.es fuentes policiales. El denunciado ha atribuido su comportamiento al consumo de vino.

Según la denuncia, los hechos ocurrieron a las cuatro de la tarde del domingo en el restaurante Terra Mundi, en la calle Lope de Vega, cuando el ahora detenido, que se encontraba comiendo con una mujer, reaccionó violentamente después de que la pareja se diera un beso.

“¡Odio a los maricones. No los soporto porque yo pago mis impuestos!”, gritó el agresor

El supuesto agresor les arrojó una copa de agua, que se rompió en la mesa y le causó cortes en una mano, les gritó “¡no tenéis vergüenza, que falta de respeto que yo tenga que ver esto!” y finalmente lanzó una taza de café a uno de los miembros de la pareja, que tuvo que recibir cuatro puntos de sutura en las Urgencias del Hospital Gregorio Marañón.

Antes, durante la comida, el hombre había dicho “odio a los maricones. No los soporto porque yo pago mis impuestos”, según consta en la denuncia.

El denunciante, Arturo C.A., de 34 años, que estaba comiendo en el restaurante junto a su novio y un amigo, ha asegurado a Efe que la agresión se produjo “sin ningún tipo de provocación” y ha opinado que “es increíble que todavía pasen estas cosas”.

“Es la primera vez que me he sentido ofendido por mi condición sexual”, ha manifestado Arturo, que ha agradecido el comportamiento del personal del restaurante, uno de cuyos camareros fue quien llamó a la Policía.

También el resto de los comensales les apoyó y recriminó su actitud al agresor, e incluso cerraron las puertas del local mientras llegaba la policía. Una enfermera presente en el local, que iba a acudir a la marcha del movimiento 15-M, fue quien atendió al agredido en un primer momento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s