Conmutó pena de carcel por participar en un programa de reeducación de agresores y acabó asesinando a su ex-pareja

Desde Heterodoxia lamentamos profundamente este nuevo asesinato y reclamamos con urgencia la convocatoria de la mesa de asociaciones de hombres por la igualdad en la Secretaría de Estado para la Igualdad, de cara al establecimiento de una estrategía preventiva contra la violencia machista, con acciones dirigidas a los hombres con participación del tejido asociativo de hombres. Es intolerable que se siga utilizando la no denuncia para justificar la inacción pública, pero más injustificables es que habiéndo denuncia se permita conmutar la cárcel. El único mensaje que ciertos hombres entiende, es la cárcel, lugar donde pueden participar en programas de reeducación para agresores, y que dado que estos programas muestran un alcance  positivo pero limitado en la reducción de la reincidencia, y sabiendo que no sirven para la reestructuración cognitiva ni para la desaparición de conductas de dominación y violencia machista, dejen de utilizarse como medidas alternativas a la pena de prisión.

El asesino de Málaga: “Yo iré a la cárcel, pero a ella me la llevo por delante”

El asesino de Málaga eludió la cárcel por participar en un curso sobre igualdad

Rubalcaba admite que “hay algo que ha fallado” en el caso de Susana

A la víctima le habían negado el sistema de teleasistencia móvil por bajo riesgo

Susana es la última víctima mortal de la violencia machista. Su ex pareja la mató ayer en Málaga cuando volvía de hacer la compra. Aunque sobre el pesaba una condena de 14 meses de cárcel, nunca pisó una prisión porque hizo un curso sobre Igualdad. La había amenezado de muerte varias veces, pero le denegaron el sistema de teleasistencia móvil porque consideraron que el riesgo era bajo. El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha reconocido que “hay algo que ha fallado”.

 

Susana tenía miedo a que un día su ex marido la cogiese en la calle al volver de la compra. Tenía miedo de que la encontrar en Málaga después de huir de su pueblo y de que la matara en su nueva vida. Sus temores se hicieron ayer realidad porque su ex pareja la mató dándole dos hachazos en la cabeza, la apuñaló con un machete y luego la degolló.

El propio ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha dicho que Susana “había presentado denuncia, tenía una orden de alejamiento y por tanto hay algo que ha fallado”

El agresor había sido condenado en un juicio a 14 meses de prisión por amenazar a Susana y pegarle en una ocasión. Pero nunca pisó la cárcel porque logró conmutar su pena por asistir a un curso sobre igualdad. Además, a Susana le negaron la protección del sistema de teleasistencia porque su riesgo era bajo.

Tras la separación en abril de 2010, el agresor la amenazó en dos ocasiones el mismo día. Primero llamó a la madre de la víctima por teléfono y le dijo: “ya lo tengo todo perdido, yo iré a Alhaurín -a la cárcel provincial- pero a ella me la llevo por delante”.  Después, en un correo electrónico le escribió : “no sigas jugando conmigo que la próxima vez no vas a escapar de una pieza, que yo sé que mi futuro está en Alhaurín…”

Ayer, Susana volvía de dejar a su hija en el colegio, entró a un supermercado y al bajar unas escaleras poco transitadas su ex marido la estaba esperando. Acabó con su vida sin que los vecinos pudieran hacer nada por ella. A él llegaron retenerlo hasta que llegaron los agentes. EBP

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s