Formación en igualdad para hombres a través del Taller de Empleo en Fuengirola

Hemos recogido esta información de iFuengirola.es . Nos alegra mucho ver el trabajo de nuestra compañera Carmen Malo desde el Ayuntamiento de Fuengirola sensibilizando a los varones sobre la igualdad. Se trata de una acción transversal incluida en todos los programas formativos que se imparten desde el OAL. El objetivo de este módulo es sensibilizar a los jóvenes sobre la problemática actual en materia de Igualdad e intentar prevenir las distintas formas de violencia de género.

A lo largo del año pasado un total de 225 alumnos de los cursos del OAL, de los cuales 97 fueron hombres, pasaron por el Taller de Igualdad y Prevención de Violencia de Género organizado por la Concejalía de Igualdad del Ayuntamiento de Fuengirola. Hoy les ha tocado el turno a los alumnos del Taller de Empleo, quienes han asistido durante toda la mañana de hoy martes a este módulo formativo impartido por la técnico Carmen Malo en las instalaciones de CEPYME.

La edil Ana Mata ha visitado esta mañana a los asistentes. “Pensamos que no hacen falta determinados cursos, pero no es así. En nuestra vida diaria hay detalles que, quizás, no hemos percibido antes hasta que nos hacen ver que son detalles discriminatorios. Por eso, desde el Ayuntamiento de Fuengirola estamos comprometidos con la Igualdad para conseguir una sociedad mucho más justa e igualitaria”.

En este módulo se trabajan dos aspectos importantes: por un lado, la Igualdad en el ámbito laboral, y por otro, cómo la desigualdad puede generar violencia en el ámbito privado. Además, se explica qué recursos existen en la ciudad, cómo detectar un caso de Violencia de Género y qué hacer en ese supuesto. Para el desarrollo del curso se utiliza el material de la exposición de “Desmedidas”; una muestra que refleja muy bien la desigualdad real existente todavía en la sociedad a través de figuras porcentuales.

El taller de Igualdad y Violencia de Género, que se imparte en todos los cursos que se desarrollan desde el OAL, tiene como objetivo sensibilizar a los alumnos de que el papel individual de cada uno de los ciudadanos es muy importante para alcanzar la igualdad entre hombres y mujeres. La actividad ha tenido una duración de seis horas.

Ante la violencia machista

La VERGÜENZA es el freno más grande al que se enfrenta la mujer maltratada para dar el paso hacia la libertad. Se pregunta una y otra vez cómo le ha podido suceder a ella. El MIEDO le da la mano a la vergüenza y juntos consiguen acabar con la poca autoestima que le queda a una mujer que está siendo víctima de malos tratos.

El camino es duro y dar el paso conlleva ponerse frente al agresor y frente a ella misma, dar la cara y levantar la cabeza con dignidad; algo para lo que no tienen fuerzas en la mayoría de los casos. Se sienten solas, es su secreto. Esta sensación de vergüenza aumenta en directa proporción a la formación, educación y clase social. Pero no están solas. Los ayuntamientos cuentan, en la mayoría de los casos, con centros de información a la mujer donde pueden recibir ayuda para recorrer el camino. A través de este reportaje pretendemos que aquellas que sufren y que no saben como salir de su infierno personal sepan con qué herramientas cuentan. Si podemos evitar con esto una sola paliza más, una lágrima más, un moratón más en el alma nos damos por satisfechas.

La oficina de información a la mujer del Ayuntamiento de Fuengirola es un ejemplo para el resto. Todos los meses ofrecen un amplio programa de actividades y cursos para que las mujeres se superen. También han constituido la Fundación Municipal de Hombres por la Igualdad, cuyo principal objetivo es acabar con los roles machistas de una sociedad en la que aún la mujer ocupa un desmerecido segundo plano.

Esta oficina se creó tal y como la conocemos en el año 91. Desde entonces ha sido pionera en poner en marcha diferentes servicios dirigidos a atender a la mujer en todas las parcelas de su vida. La lucha por acabar con la violencia machista y ayudar a las que la sufren es una de las labores en la que más tiempo y energía emplean. La forman 6 mujeres, 6 pilares sobre los que cientos de mujeres han reconstruido su vida. Muchas llegan a estas dependencias con el alma rota y el silencio implantado en los labios. Lo hacen para apuntarse a algún curso que les haga olvidar por un momento el infierno que las espera en casa, y porque su corazón les suplica una y otra vez que pidan ayuda. Estas profesionales, gracias a su demostrada experiencia saben reconocer el dolor aunque la mujer finja una forzada sonrisa. Otras llegan derivadas de policía, de la trabajadora social o de los juzgados. Lleguen por la vía que lleguen en esta oficina encuentran lo que necesitan, que no es más que lo que a ellas les falta; fuerza para surgir de las cenizas. Aquí las arropan, las asesoran, las guían hasta que puedan continuar ellas solas.

Mari Carmen García es la informadora y la primera que tiene la oportunidad de detectar en los ojos que la usuaria pide ayuda a gritos. “Cuando esto ocurre lo primero es determinar si la mujer está en situación de riesgo. Después todo el equipo se pone en marcha para que deje de sufrir. Garantizamos absoluta confidencialidad en todo el proceso”. A diferencia de otros centros, en éste, la psicóloga Encarna Sedeño, las atiende desde el primer día hasta que se van como mujeres nuevas. Desde la primera sesión busca en ellas lo poco que les queda de dignidad, de amor propio, y lo saca para que den otro pequeño gran paso: “Romper el silencio y romper el aislamiento, ese es el punto cero de la terapia. Aquí les damos las herramientas para su crecimiento personal. Además de una primera sesión en solitario son muy importantes las terapias con otras mujeres que han vivido, o están viviendo, una situación similar a la suya. Descubren que no están solas, que no son las únicas, se dan fuerzas entre ellas para superarse”. Las que cuando llegan no se encuentran preparadas para denunciar o separarse dan otro paso más para desquitarse la vergüenza y el miedo. Lo hacen disponiendo de información legal gracias al asesoramiento de Rosa Rivera. “En la mayoría de los casos una mujer no puede luchar sola contra su maltratador pero sí con el respaldo de la ley. Las mujeres que denuncian siempre estarán más seguras que las que no lo hacen. Muchas se sientan a contarme lo que están padeciendo y se sorprenden cuando, durante su relato, les repito una y otra vez que lo que les están haciendo es denunciable”. Cuando la mujer decide que quiere tomar las riendas de su propia vida, comienza con un tratamiento intensivo de terapia a la que la psicóloga Encarna Sedeño ha denominado “De princesa que creía en cuentos de hadas a reina de mi propia vida”.

En tan sólo tres meses siguiendo los consejos de Encarna y tomándose en serio las terapias, las mujeres se convierten en una nueva y mejorada versión de ellas mismas. Es entonces cuando se gradúan como “Reinas” y comienzan una nueva fase de terapia. Todas las integrantes del Equipo Mujer coinciden en que en ese tiempo, en tan sólo tres meses, las participantes cambian su forma de vestir, de hablar e incluso de andar. Encarna Sedeño explica que hay que conseguir resultados muy rápido porque en muchos casos “es cuestión de vida o muerte.”

Para comenzar sin lastres su camino es necesario ayudarlas a encontrar la independencia económica. La técnico en formación, Carmen Malo, les asesora sobre cómo buscar un trabajo, las deriva a cursos de formación que puedan interesarles para entrar en el mercado laboral e incluso les informan de las ofertas existentes en la bolsa de empleo del Ayuntamiento. “En la mayoría de los casos se ven mayores y poco preparadas. Les ayudo a formular de manera positiva los puntos por los que no se sienten suficientemente preparadas para buscar un trabajo. Me dicen que son mayores, y yo les digo que su edad es un valor, que tienen hijos, y yo les digo que los hijos dan estima, que no tienen experiencia laboral; se la facilitamos. Tener un sueldo, sus propios recursos, les abre las puertas de la independencia”.

Muchas de las víctimas de malos tratos sufren secuelas, como traumas sexuales, ya que han sufrido algún tipo de vejación. Para ellas, este equipo también cuenta con la figura de Charo Osuna. A través de sus talleres de sexualidad vuelven a redescubrir su cuerpo y a perder los miedos, “Muchas aborrecen incluso su cuerpo, por eso es tan importante no desatender este aspecto de la mujer maltratada. Con la información adecuada y talleres muy específicos consiguen “ poder” para afrontar el cambio. Además, ofrecemos asistencia ginecológica”. Con todas estas herramientas las mujeres se transforman y la mayoría encuentra una nueva forma de “ser mujer”, que muchas veces ni soñaron cuando compartían almohada con su maltratador. La concejala del área de Igualdad del Ayuntamiento de Fuengirola, Ana Mata, sigue muy de cerca cada uno de los casos. “Al año podemos atender a más de 80 mujeres que están sufriendo la violencia machista. Aquí encuentran asesoramiento y ayuda integral desde el primer al último día que están con nosotras. Si no ofreciésemos un servicio tan amplio estaríamos dejando las cosas a medias. Aquí llegan siendo una sombra y se van llenas de luz, de fuerzas y de ganas de salir adelante. Con la mayoría no perdemos el contacto porque terminan formando parte de nosotras. Para el equipo cada una de ellas es especial y la relación va mucho más allá que una mera relación laboral. Se sienten respaldadas y rompen las ataduras con su maltratador porque en eso centramos todo nuestro esfuerzo”.

Este centro de información es uno de los primeros que comenzó ofreciendo este servicio integral. La concejala lamenta que otros ayuntamientos no hayan seguido sus pasos. “Por desgracia, siguen existiendo otros en los que tan sólo se atienden a las mujeres unas horas a la semana o el tratamiento psicológico es casi inexistente. Aquí damos atención de calidad, sin parches”. Las mujeres salen de estas dependencias fortalecidas, con nuevas ganas de afrontar la vida, y lo mejor es que cuentan con todas las herramientas para no recaer en una relación que ha estado a punto de destrozarlas. El mensaje de este equipo es claro y además algo que las mujeres maltratadas saben ya pero a lo que no hacen caso; hay que dar el paso y cuando lo das no estás sola.

Centro de Información de la Mujer de Fuengirola
Calle Blanca Paloma nº 4

Teléfonos: 952-46-35-25 y 952-58-25-44

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s