La Red de Hombres por la Igualdad ante la desaparición del “Teléfono para hombres”, firma contra su supresión

Señora Ministra y gabinete, al parecer, desinformado: 

La Red de Hombres por la Igualdad lamentó en su día la desaparición del Ministerio de Igualdad, por entender que suponía un paso atrás en la voluntad del Gobierno de acabar con las desigualdades que padecen las mujeres, pese a las declaraciones institucionales que sugerían lo contrario. Al conocer la decisión de cerrar el teléfono Hombres-Igualdad el día 16 de diciembre, constatamos un nuevo paso atrás, al acabar con el único instrumento impulsado desde un Ministerio para propiciar la implicación de los hombres en esta lucha.

El teléfono fue creado por iniciativa de la ex ministra Bibiana Aido a pesar de las dudas que el mismo suscitaba entre profesionales y representantes de grupos de hombres por la igualdad consultados, porque se trataba de una iniciativa aislada, falta de un proyecto estratégico que la orientara. Pese a todo, el nuevo servicio fue saludado como un avance por diversas asociaciones y grupos de hombres, y en particular por esta Red de Hombres por la Igualdad.

En palabras del propio Ministerio: “El servicio telefónico y on-line de información y orientación en materias y cuestiones relacionadas con los hombres y la igualdad de género tiene las funciones de informar, orientar a los hombres y a los profesionales, y aproximar los recursos disponibles en esta materia.”

La idea era simple: crear un servicio dirigido a los hombres que les ayudara a cuestionar el papel de cualquier varón en la discriminación y violencia de género. Se veía como un reclamo que permitiría acercar a hombres “recuperables” y sensibilizados a la causa de la igualdad, y apoyar la labor de los servicios, organismos, asociaciones y personas que trabajan contra la desigualdad. Un segundo objetivo era obtener datos, a partir del análisis de las llamadas, para promover iniciativas de prevención dirigidas específicamente a hombres, reforzar los recursos existentes y/o generar nuevos según la demanda.

Con la puesta en marcha del servicio, el debate en profundidad sobre ese proyecto estratégico para incorporar a los hombres al conjunto de las políticas de igualdad, con participación de representantes del movimiento feminista, quedó aplazado sine die.

El teléfono empezó a funcionar el 4 de diciembre de 2009 sin campaña de difusión que lo diera a conocer a la ciudadanía, un hecho que motivo que la Red de Hombres por la Igualdad remitiéramos una carta a la Sra. Aido, el pasado 31 de mayo, en la que le hacíamos saber que la falta de difusión estaba contribuyendo a un fracaso que podría usarse para justificar la inutilidad de las iniciativas dirigidas a los hombres.

Según datos que no se han hecho públicos, en lo que va de año el Teléfono lleva atendidas 6515 llamadas, de las cuales el 60.5% han sido procedentes (según la definición del ex-Ministerio del propio servicio), como puede apreciarse en las cientos de horas de conversaciones grabadas. Información valiosa para el diseño de políticas de igualdad hacia los hombres, que puede quedar en el olvido. La mayor parte de las llamadas recibidas son de hombres molestos con la ley de igualdad y con los derechos alcanzados por las mujeres, es decir, de hombres resistentes al cambio que, a través del teléfono recibían un mensaje claro desde la igualdad que buscaba animarles a reflexionar y cambiar los modelos masculinos tradicionales.

El fracaso del teléfono para hombres ha sido una profecía auto-cumplida: al no publicitarlo se puede eliminar diciendo que es difícil justificar un servicio en el que cada llamada atendida cuesta más de 100 euros. Pero lo realmente grave es la falta de explicación de por qué se ha boicoteado esta experiencia y el pavoroso silencio sobre su desaparición.

 

¿Cuál es el objetivo de no querer hacer políticas de igualdad con los hombres?

La crisis económica ha proporcionado la excusa perfecta para hacer el cálculo de que es más rentable electoralmente hablar más de lucha contra la violencia machista (en forma de protección paternalista del Estado y mecanismos asistenciales de urgencia cuando la discriminación o la violencia concreta se han consumado) y menos de construcción de la igualdad (con políticas preventivas que incorporen también a los hombres); que es un largo camino de cambio social: modos de vida, relación, construcción de las identidades, etc.

Con la desaparición del 900210021 se desvanece la primera y única iniciativa de cierta envergadura del gobierno de Rodríguez Zapatero que apostaba por la implicación de los hombres en la construcción de la igualdad. Las señales no son nada halagüeñas; vamos constatando un cambio de prioridades en el que la igualdad entre mujeres y hombres pasa a segundo plano. Sin embargo, lo que venga a continuación no nos alejara del objetivo de cambio hacia la sociedad de la igualdad real en derechos y oportunidades entre mujeres y hombres. Desde la Red de Hombres por la Igualdad seguiremos insistiendo en la necesidad de incorporar a la mayoría de los hombres a este proceso de largo recorrido y gran rentabilidad social.

Si estás de acuerdo con los planteamientos te solicitamos que apoyes con tu firma la carta que has leído con motivo de la supresión del Teléfono para Hombres 900 210 021:


LA IGUALDAD NO PUEDE CERRAR POR LIQUIDACIÓN.

Si quieres apoyar esta carta, ya sea como particular o como organización, puedes hacerlo cumplimentando un sencillo formulario disponible en http://goo.gl/QXfXv

También te pedimos que, aunque no firmes… distribuyas la carta a todas las personas de tu red de contactos que creas que pueden estar interesadas.

Muchas gracias.

 

Red de hombres por la Igualdad

 

Anuncios

2 comments

  1. http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Igualdad/cierra/telefono/atencion/hombres/ahorrar/elpepusoc/20101217elpepisoc_5/Tes

    Igualdad cierra el teléfono de atención a hombres para ahorrar
    El número gratuito ha recibido 6.515 llamadas y costado 822.000 euros

    NAIARA GALARRAGA – Madrid – 17/12/2010

    El servicio de atención telefónica dirigido a informar y orientar a hombres sobre la igualdad que nació entre un ruido ensordecedor -tachado incluso del teléfono del maltratador, cosa que obviamente no era- ha muerto discretamente. La secretaría de Estado de Igualdad (incluida ahora en el Ministerio de Sanidad) clausuró el 900 21 00 21, gratuito, el miércoles tras poco más de un año en funcionamiento. Una portavoz de Igualdad explicó ayer que la desaparición del servicio, que ha costado 822.000 euros, obedece a “un criterio de austeridad”. “Había que establecer prioridades. No es el primer ni el último recorte”, declaró. Recalcó que se les seguirá atendiendo en el resto de servicios.

    * Un teléfono para aplacar al agresor
    * El PSOE aclara que el teléfono que anunció ayer Aído “no es para maltratadores”

    “Había que decidir prioridades. No es el primer ni el último recorte”

    La Red de Hombres por la Igualdad lamenta el cierre de este servicio cuya creación no impulsó -“era una iniciativa aislada, falta de un proyecto estratégico que la orientara”, afirma en una nota- pero en cuya gestación sí se implicó en vista de que era el único recurso dirigido específicamente a implicar a los hombres en la batalla por la igualdad de los sexos.

    Bibiana Aído anunció la creación del teléfono en su primera comparecencia parlamentaria como ministra, en 2008. Dijo, en una sesión recordada porque denominó “miembras” a las diputadas, que serviría para que los hombres canalizaran su agresividad y no recurrieran a la violencia. Al día siguiente precisó que era una línea para “aclarar dudas”, no para maltratadores.

    El servicio empezó a funcionar año y medio después, en diciembre de 2009. “Queremos que sea una llamada a los hombres para que se sientan parte de la solución, no del problema”, dijo entonces el delegado del Gobierno para la Violencia de Género, Miguel Lorente. Lorente destacó “la necesidad de implicar a los hombres en este desafío para avanzar en igualdad”. Pero nunca se hizo una campaña de publicidad para darlo a conocer entre el público, aunque sí que estaba en la web de Igualdad.

    La portavoz de Igualdad, degradado de ministerio a secretaría de Estado en la última crisis de Gobierno, precisó que no se publicitó masivamente el servicio por “los mismos criterios de austeridad, porque una campaña sale cara”. Y recordó que este año se ha hecho la exitosa Saca la tarjeta roja al maltratador para promocionar el 016, el teléfono para maltratadas.

    “El fracaso del teléfono para hombres ha sido una profecía autocumplida: al no publicitarlo se puede eliminar diciendo que es difícil justificar un servicio en el que cada llamada atendida cuesta más de 100 euros”, sostiene la Red de Hombres por la Igualdad.

    El servicio telefónico ha recibido en el año y 14 días que ha durado 6.515 llamadas, según Igualdad. La mayoría, asegura este grupo de hombres, eran de “hombres molestos con la Ley de Igualdad y con los derechos alcanzados por las mujeres, es decir, hombres resistentes al cambio que, a través del teléfono, recibían un mensaje claro que buscaba animarles a reflexionar y cambiar los modelos masculinos tradicionales”.

    Hombres por la Igualdad reprocha al Gobierno que se centre más en hablar de violencia machista que en impulsar unas políticas preventivas que impliquen también a los hombres. Sostiene este movimiento que es por un cálculo electoral y con la crisis económica como “excusa perfecta”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s