Mejor un hombre “cuidador”, que un hombre “de cuidado”.

La Red de Hombres por la Igualdad aprovechamos nuestro encuentro semestral que hemos celebrado en Madrid el pasado 13 y 14 de Noviembre, para hacer una performance y aportar una pequeña reflexión callejera a la vida de Madrid

Una prueba de su resultado suele entenderse que es el impacto que produce, y como tal siempre ha de generar cierta incomprensión e incluso molestia… lo que se puede rastrearse en estos enlaces

“Mejor un hombre que cuida, que un hombre de cuidado”

La Red de Hombres por la Igualdad considera que la disolución del Ministerio de Igualdad es una decisión muy negativa para el futuro de la justicia de género, porque debilita notablemente dos ejes centrales de las políticas públicas de igualdad como son la transversalidad y la visibilidad de las mismas. Pero nos parece que un daño aún mayor es el simbólico, pues la supresión del Ministerio envía un mensaje de claudicación en el esfuerzo igualitario frente a un movimiento neomachista cada vez más potente y agresivo, implantado no sólo entre las derechas sino también en sectores que se definen como de izquierdas.

Lamentamos profundamente, por tanto, esta decisión, que tendrá consecuencias adversas para el lentísimo, pero real, avance de la sociedad española en los últimos años hacia la corresponsabilidad de mujeres y hombres en todos los ámbitos de la vida social, en el trabajo remunerado, en la toma de decisiones, en la política, en el cuidado a la infancia o las personas mayores, en las llamadas “tareas domésticas”, etc.

En relación con estas últimas tareas, las “domésticas” y las “de cuidados”, la corresponsabilidad de hombres y mujeres sigue encontrando fuertes resistencias en un imaginario colectivo que prima determinados valores en los hombres –como son la temeridad, la falta de atención a la propia salud, el llamado heroísmo y el “éxito” social- frente a otros considerados femeninos y menos importantes –como son la atención de la vida cotidiana, la empatía, el mantenimiento de los vínculos emocionales, etc.-.

Desde la Red de Hombres por la Igualdad realizamos hoy esta acción simbólica -vestir estatuas de héroes masculinos con atributos de las tareas de cuidado- para poner de manifiesto que no es posible seguir avanzando en el camino de la igualdad si:

1º) no cambiamos nuestro imaginario colectivo en relación con lo que “debe ser” un hombre y

2º) si los hombres no renunciamos a los privilegios de los que disfrutamos, en perjuicio de las mujeres, por la división sexual del trabajo, tanto el trabajo remunerado como el no remunerado.

Es preciso acabar con la desigualdad que se resume en la frase: “ella ayuda con su sueldecillo y yo ayudo en casa”. Esto es profundamente injusto: corresponsabilidad significa repartir el trabajo remunerado y no remunerado al 50%.

Aunque nos hayan quitado el Ministerio, la Igualdad sigue siendo de la máxima  prioridad social y una necesidad de justicia perentoria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s