Los hombres y la despenalización del aborto: Lo que si podemos hacer

de www.gendes.ac, el jueves, 14 de octubre de 2010 a las 20:39

Campaña del 28 de septiembre Día por la Despenalización del Aborto en América Latina y El Caribe

Pronunciamiento leído durante la Marcha 2010. México, D.F.

Para muchas mujeres el aborto es el resultado de precedentes violaciones sistemáticas a muchos de sus derechos humanos. Entre ellos la ausencia de educación integral en sexualidad, las dificultades para acceder a servicios de salud amigables, las barreras para el acceso a métodos anticonceptivos modernos, el abandono de la pareja masculina, la violencia de género y la violencia sexual.

Sabemos que para las mujeres el aborto implica una decisión sobre su propio cuerpo, su reproducción y sus vidas, pero también puede ser la causa de señalamientos, de rechazo, de violencia, de estigma, de cárcel o de perder en ello la vida.

Ahora imaginemos un mundo en el que los hombres, jóvenes y adultos, jugamos un papel activo en la prevención y resolución de los embarazos no deseados, con un enfoque de equidad y derechos, en el que somos compañeros, acompañamos y al mismo tiempo nos dejamos acompañar; un mundo en el que las mujeres, jóvenes y adultas, no son vulneradas y sus derechos no son violentados, sino por el contrario, son visualizadas como personas capaces de tomar decisiones con pleno uso de sus derechos humanos.

Hay que reconocer que las luchas feministas, lideradas históricamente por mujeres ejemplares, se han empeñado en construir las posibilidades de lograr un mundo así, diferente al que hemos tenido por mucho tiempo. Como hombres críticamente comprometidos, hay que destacar la importancia del movimiento de mujeres para las posibilidades ofrecidas a nosotros mismos, los hombres, de ser seres humanos más cuidadosos y justos.

Dicen que “si los hombres se embarazaran el aborto sería legal”. Los hombres todavía no podemos asumir el proceso biológico del embarazo y del aborto en nuestros cuerpos, pero sí podemos acompañar, sí podemos denunciar, sí podemos pronunciarnos públicamente, sí podemos reinventarnos y reconstruirnos a nosotros mismos y transformar nuestras realidades junto con las mujeres. Esta es una invitación a los hombres, jóvenes y adultos, a que lo hagamos. También es una invitación a las mujeres, jóvenes y adultas, a que nos visualicen y nos reconozcan como aliados en esta lucha. La pregunta ya no es ¿qué perdemos los hombres con cambiar?, sino ¿qué ganamos los hombres [y también las mujeres] con cambiar? Ganamos como sociedad las posibilidades cada vez más reales de un mundo diferente. ¡Sí podemos!

Contacto: halexilio@hotmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s