Las razones de la Red de Hombres por la Igualdad para nos suscribir el “manifiesto por la racionalización de los horarios españoles”

Nos hacemos eco del comunicado de la Red de Hombres por la Igualdad

En estos días hemos podido ver artículos en prensa (PeriodistaDigital, feapsandalucia, La Voz de Galicia, etc… haciéndose eco del “V Congreso Nacional para la Racionalización de los Horarios Españoles” que se va a celebrar en los próximos días en Valladolid. En este contexto se ha lanzado la siguiente campaña http://www.horariosenespana.es/manifiesto/manifiesto.php

Archivo PDF Las razones de la RHXI para no suscribir el manifiesto por la racionalización de los horarios o lee más

…que ha sido apoyada por personas de probado escaso compromiso con la corresponsabilidad en los cuidados, la igualdad de género y que, por el contrario, han trabajado activamente desde la política y las finanzas para atacar los derechos de los y las trabajadoras, la protección social, el Estado de Bienestar y en definitiva cosas tan “poco importantes como la ecología, los derechos humanos y las condiciones para la misma democracia. Que personalidades como Emilio Botín, Ana Botella, o Dolores de Cospedal firmen la iniciativa nos hace dudar de la intencionalidad de esta iniciativa y nos preguntamos si lo que se busca realmente es servir para nuevas reformas neoliberales en el contexto de la globalización, o es mejorar la vida -como teóricamente se propone.

A pesar de que el Manifiesto se plantea en términos de beneficios sociales y para la Igualdad sospechamos que la racionalización de los horarios busca más apoyar los intereses especulativos que el propio desarrollo social, económico y humano que incluya la conciliación de la vida laboral y familiar. Por ejemplo, el señor Ignacio Buqueras, insistió en que un mal uso horario empobrece la calidad de vida y mengua la productividad económica. Así mismo también tuvo palabras para los sindicatos a los que tachó de tener “escasa sensibilidad” ante estos asuntos a la vez que remarcó que la huelga general del pasado 29-S “va a hacernos perder millones de horas de trabajo”.

Los argumentos de la productividad, la competitividad, facilitar la globalización… etc. resultan especialmente groseros en un contexto como el actual (con más de cuatro millones de personas desempleadas)  cuando sabemos que entre 1995 y 2005, los costes laborales en España aumentaron sólo un 3,7% (cinco veces menos que la media de la UE-15, del 18,2%), mientras las empresas españolas vieron aumentar sus beneficios netos un 73% (más del doble de la media de la UE-15, cifrado en un 33%), siendo las empresas bancarias españolas las que tenían y tienen más beneficios de la UE-15 y, a la vez, las que dificultan más el acceso al crédito.

La premisa de que somos poco productivos y competitivos por los horarios que se dan en España no es del todo cierta, países europeos con “horario normalizado europeo” son menos productivos y competitivos, el verdadero problema no radica tanto en el horario sino en las condiciones de la contratación: temporalidad, precariedad, baja remuneración….etc. En eso sí que somos los campeones europeos. Así que por qué no empezar normalizando con Europa las condiciones del trabajo. No es de extrañar que los que firman esta iniciativa no reparen en ello ya que, probablemente, no tengan dichos problemas.

Por otro lado flexibilizar la jornada no produciría una mayor implicación de los hombres en el cuidado y las tareas domésticas, si seguimos sin legislar adecuadamente sobre los permisos de maternidad y paternidad buscando la individualización de derechos, con permisos equiparados e intransferibles, muy superiores a las actuales 2 semanas para el de paternidad y 16 semanas para la maternidad. En este sentido la Red de Hombres por la Igualdad se ha pronunciado repetidamente contra los recortes presupuestarios que han dado al traste con el Instituto de la Mujer en Castilla La Mancha, Galicia, Murcia y contra el aplazamiento de la ampliación a cuatro semanas del permiso de paternidad obligatorio que aprobó el Parlamento. Es loable declararse a favor de la igualdad entre hombres y mujeres, pero más loable es suscribir y apoyar las políticas de igualdad que posibilitarían esa racionalización de los horarios.

Resulta paradójico hablar de “los horarios” como si fuese un universal que afecta a todo el mundo por igual (sin referirse por ejemplo a las diferencias en los usos horarios entre hombres y mujeres y relacionarlos con la conciliación y la corresponsabilidad, o de las diferencias climáticas y de horas de sol entre los paises europeos) ya que constituye un ejercicio de generalización que pensamos que esconde más diferencias que similitudes entre la posición como hombres por la igualdad y la de las personalidades que se han adherido y avalan este manifiesto. Sobre la base de esta generalización “del buen uso del tiempo”, nos preguntamos qué sentido tiene reclamar educar a la juventud en valores.

Los hombres por la igualdad conocemos lo mal que los hombres gestionamos nuestro tiempo y lo poco generosos que somos con el mismo, nuestra poca disponibilidad (los retrasos y prioridades masculinas, la sobreocupación laboral, las exigencias sociales del uso del tiempo, etc.) lo que influye sobre el tema del cuidado de y desde los hombres. Los hombres por la igualdad trabajamos en lo cotidiano para disfrutar y sentir el tiempo, darle otro ritmo a nuestra vida, aprendiendo que cuando vas despacio “te das cuenta” (de abusos y malos usos, de workholismo, de otra manera de establecer prioridades, etc).

 

No entendemos que flexibilizar (únicamente) el horario laboral sea la mejor manera de que los y las trabajadoras incrementen el sentimiento de lealtad y mejoren la productividad en su puesto de trabajo. Para conseguirlo (si ese es el objetivo) consideramos  necesario hacer un planteamiento que incluya cambios sustanciales en el modo de optimizar el uso del tiempo de vida (todo el tiempo) de las personas, no sólo el que se dedica a servir a las tareas productivas remuneradas y, lo que es más importante, disponer los recursos sociales y legislativos que lo hagan posible, con políticas de género enfocadas tanto a mujeres como hombres, y sobretodo enfocadas a la transformación y eliminación del sexismo.

 

La Red de Hombres por la Igualdad.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s