El PP aprueba en solitario pedir al Estado que la custodia compartida en caso de divorcio sea la opción preferente

Recogemos esta noticia dado que condensa los argumentos de defensores y detractores de la figura de la custodia compartida obligada o preferente. Desde Heterodoxia nos vemos claramente reflejados en los argumentos expresados por las asociaciones de mujeres y de Ángeles Álvarez del PSOE de Madrid.

El PSOE se opone a “imponer” custodias compartidas y aboga por la mediación o por la custodia “del progenitor más apto para la tarea”

MADRID, 28 Sep. (EUROPA PRESS) – El Grupo Municipal Popular de Madrid ha aprobado en solitario una iniciativa propia para instar al Gobierno de la Nación a que “promueva las oportunas modificaciones legislativas con el objetivo de considerar la custodia compartida de los menores como régimen preferente en los supuestos de separación o divorcio”.Los argumentos del PP

La delegada de Familia y Servicios Sociales, Concepción Dancausa, ha defendido la custodia compartida alegando que “permite que ambos progenitores ejerzan la custodia legal de sus hijos menores de edad en igualdad de condiciones y de derechos”.

“Fomenta la corresponsabilidad en el ejercicio de la autoridad familiar, ambos continúan criando activamente a sus hijos, ninguno queda marginado ni alejado, se les equipara en cuanto al tiempo libre para su vida personal y profesional sin que quede sólo uno de ellos con toda la carga de la crianza, sin tiempo para otras cosas”, ha añadido.

Asimismo, “establece un régimen económico más justo, beneficia a los hijos que no sienten que han perdido uno de sus progenitores, fomenta la relaciones padres-hijos, permite compartir decisiones importantes como a qué colegio irá el menor o que médicos le atenderán, así como las obligaciones y gastos que tenga el menor”.

“El principal argumento que aducen los que se oponen a la custodia compartida es que sólo es factible cuando es de mutuo acuerdo y pactada por las partes. Sin embargo, la experiencia de los servicios municipales de atención a la familia nos dice que los acuerdos en los que se posibilita la corresponsabilidad de los progenitores en los procesos de ruptura de la convivencia son posibles y deseables, cuando es el interés, el bienestar y el desarrollo del menor el que está en juego”, ha aclarado la responsable municipal.

Asimismo, ha señalado que este tipo de iniciativas ya han sido adoptadas por comunidades gobernadas por partidos de diferente signo como Aragón y Cataluña, y se están legislando en otras como Valencia o Navarra. Además, otros países como Estados Unidos, Francia, Alemania o Italia contemplan la custodia compartida como régimen preferente en los casos de separación o divorcio con algunos matices.

“Nuestro objetivo es conseguir un marco lo suficientemente amplio, flexible y equitativo que permita dar cabida a todas las posibles opciones de custodia, que priorice siempre el interés superior del menor, promueva la igualdad entre los progenitores, reduzca la litigiosidad familiar y corresponsabilice a ambos en la educación de sus hijos”, ha añadido la delegada, puntualizando que de las 106.166 rupturas que se produjeron el año pasado en España 7.914 tuvieron lugar en la capital.

EL PSOE DE MADRID: DECISIÓN SALOMÓNICA

Sin embargo, la portavoz socialista en la materia, Ángeles Álvarez, ha recordado que los niños “no se pueden partir a la mitad”, rechazando así una medida que, a su juicio, es salomónica. “Esta proposición está llena de fondo ideológico que pretende limitar la separación o divorcio, forzando que se llegue a acuerdos a la fuerza y que se imponga un matrimonio a la fuerza a excepción del hecho de habitación”, ha opinado.

Así, ha puntualizado que la mayoría de las legislaciones europeas reconoce la patria potestad compartida, lo mismo que España, un concepto diferente del de custodia. Además, ha subrayado que los socialistas no se oponen a que la custodia sea compartida, pero sí a que se imponga ese régimen de forma automática, algo que a su juicio “supondría la ausencia de la Fiscalía de un proceso judicial en el que hay menores implicados”.

“¿Creen que es lo más adecuado para vigilar los derechos de los niños? Creemos que es mejor confiar en las personas porque son capaces de llegar a acuerdos. Nosotros proponemos una custodia compartida negociada y responsable”, ha defendido.

Además, ha sugerido que en los casos donde los cónyuges no sean capaces de alcanzar un acuerdo sobre la custodia, debe recibirla el progenitor “más apto para hacer la tarea, sea el padre o la madre”, pero siempre “desde la garantía más absoluta de los derechos de los menores”.

Finalmente, ha propuesto “promover el consentimiento de las partes frente a la imposición” y ha vuelto a insistir en la necesidad de una ley de Mediación Nacional para que el mutuo acuerdo sea más fácilmente alcanzable.

NO HAY IGUALDAD EFECTIVA

Por su parte, la portavoz de Familia y Asuntos Sociales en IU, Milagros Hernández, ha coincidido en que la custodia compartida es la mejor opción que se puede plantear, pero ha recordado que para que sea factible debe haber unas condiciones de igualdad real que actualmente no existen en la sociedad española.

Además, ha apuntado que las diferencias hombre-mujer se acentúan aún más en las clases bajas, que cuentan con menos recursos para poder mantener dos hogares en caso de separación o divorcio, por lo que ha opinado que “si la ley se modifica (para dar prioridad a la custodia compartida) habría que plantearse otras modificaciones como el derecho a la vivienda de ambos cónyuges y la división del patrimonio”.

“Además, la prioridad sobre la que debe basarse la medida es el menor. La propuesta del PP ya es practica en 22 estados pero en España, en estos cinco años de aplicación de la Ley del Divorcio, la práctica revela que la custodia compartida es excepcional por falta de acuerdo entre los cónyuges”, ha recordado.

Por ello, a su juicio lo ideal es “dejar que acabe el debate social” y las diferentes mesas de estudio en el Congreso, el Senado y algunas comunidades autónomas antes de adoptar ningún tipo de propuesta a nivel municipal. Por ello, la coalición de izquierdas se ha abstenido.

ASOCIACIONES DE MUJERES

Al Pleno han acudido asimismo representantes de asociaciones de mujeres, que han expresado su disconformidad con este tipo de proposiciones. Así, la presidenta de la Federación Nacional de Mujeres Separadas y Divorciadas, Ana María Pérez, ha considerado que “detrás de esta propuesta está el desinterés, indiferencia y desconocimiento más claro de lo que necesita un niño”.

Así, ha opinado que no se puede someter a los menores a la falta de un “referente continuo” y ha alertado de que obligar a que haya custodia compartida puede provocar “propuestas conflictivas, muchas veces acompañadas de frases menospreciativas hacia el otro cónyuge”.

“Con esto se siembra la guerra y se propaga una disminución de demandas de divorcio, que piden mayoritariamente las mujeres. Por eso, aconsejamos a las mujeres que, si algún gobierno aprueba este tipo de medidas, pidan que la custodia completa la tengan los hombres, porque eso ellos no lo piden”, ha continuado.

En este sentido, ha insistido en que la Federación “no defiende los derechos de la mujer, sino los de los niños” y, aunque ha reconocido que “hay no pocas parejas que rompen su unión en un clima de entente cordial y no necesitan un juez que les imponga ninguna custodia compartida porque por sí mismos ponen a los niños por delante de sus propios intereses”, esa actitud no se puede imponer por un juez.

Por su parte, la directora de la Fundación Mujeres, Marisa Soleto, ha recordado que “no existe en este momento ningún impedimento normativo en la legislación española para que la custodia compartida se pueda establecer por mutuo acuerdo de los cónyuges, que es el elemento imprescindible para que cualquier acuerdo de compartir responsabilidades familiares y domésticas sea eficaz y no perjudique los intereses del menor”.

Además, ha coincidido en que esta medida “perjudica al menor” y “relaja los mecanismos judiciales” para tutelarlos, además de suponer “una injerencia legislativa intolerable en la vida de las personas”. Finalmente, ha recordado que la justicia tampoco tiene mecanismos suficientes para aplicar este tipo de decisiones.

La noticia en PUBLICO http://www.publico.es/espana/339768/la-decision-salomonica-va-por-barrios

La decisión salomónica va por barrios

Las feministas se oponen a la custodia compartida, mientras que ayuntamientos y comunidades se mueven a favor

SUSANA HIDALGO MADRID 04/10/2010 08:10 Actualizado: 04/10/2010 12:31

“No estamos en contra de la custodia compartida, sino de la custodia compartida impuesta”, señala Pedro Zerolo, concejal socialista del Ayuntamiento de Madrid y que durante muchos años ejerció como abogado de familia. Zerolo resume así el sentir de las asociaciones de mujeres que el martes pasado salieron decepcionadas del Ayuntamiento de Madrid después de que este aprobara una moción a favor de pedir al Estado que promueva legislativamente la custodia compartida de los hijos como régimen preferente.

La propuesta salió adelante con los votos del PP, que tiene mayoría absoluta en el consistorio madrileño, la abstención de IU y el voto en contra del PSOE. En la tribuna de invitados se encontraban representantes de las asociaciones de mujeres como Marisa Soleto, de Fundación Mujeres, y Ana María Pérez del Campo, de la Federación de Mujeres Separadas y Divorciadas. Ambas, opuestas a generalizar la custodia compartida.

Las asociaciones de mujeres creen que un menor necesita sólo un referente

“No estamos en contra de que la medida se establezca de mutuo acuerdo entre las parejas, pero sí de que, si no hubiese acuerdo, se imponga, porque entonces el perjudicado es el menor”, advirtió Soleto. “Un niño necesita un referente continuo y no mantener dos vidas. No estamos defendiendo los derechos de la mujer, sino los de los menores. No podemos consentir que se partan por la mitad”, agregó por su parte Pérez del Campo.

Del otro lado del debate, se posicionan las asociaciones a favor de la custodia compartida preferente. Paco Rodríguez es presidente de la Asociación Padres y Madres en Acción y considera que las mociones en los ayuntamientos, aunque carecen de carácter práctico, sí que son simbólicas. “La Ley del Divorcio de 2005 aleja al padre de poder educar a los menores y deja la custodia en manos de la madre”, denuncia.

Un problema de educación

Cada bando apela al progresismo a la hora de defender sus posturas

Del lado de las historias personales, se encuentra Hipólito Murillo, uno de los padres que quiere la custodia compartida como opción preferente. “Estoy en proceso de divorcio, y quiero compartir y participar en la educación de mi hijo”, señala. De la misma manera piensa Guadalupe de la Fuente, presidenta de la Asociación de Abuelos Separados de sus Nietos: “Los abuelos paternos sólo podemos ver a nuestros nietos cuatro o cinco días al mes”, critica.

La última reforma del Código Civil de 2005 fue la que introdujo por primera vez el término “custodia compartida”, que se puede establecer cuando los padres están de acuerdo y, si no lo están, es el juez el que tiene que decidirlo, siempre y cuando tenga un informe favorable del ministerio fiscal.

El debate es peliagudo porque cada bando apela al progresismo a la hora de defender sus posturas. En España se divorcian o separan al año unos 100.000 matrimonios y, de ellos, tan sólo un 10% se muestra favorable a este régimen de cuidado de los menores, según datos de la Asociación de Mujeres Juristas Themis.

Los partidarios consideran que la medida favorece a la independencia de la mujer, que no tendría que dedicarse al completo al cuidado de los hijos. Los detractores, entre los que se encuentra la ministra de Igualdad, Bibiana Aído, piensan que no se tiene en cuenta la estabilidad emocional del niño y que favorece a las asociaciones de hombres por encima de las de mujeres.

En esta dicotomía se mueve, por ejemplo, IU, que en un principio iba a apoyar al PP en la moción presentada en el Ayuntamiento de Madrid y finalmente se abstuvo.

Lo cierto es que la polémica se ha reavivado en los últimos meses porque son varias las comunidades que han apostado por la custodia compartida preferente. En primer lugar, Aragón, que en mayo pasado aprobó una norma pionera en España: la Ley de Igualdad en las relaciones familiares ante la ruptura de convivencia de los padres que, en el caso que los padres divorciados no lleguen a un acuerdo, establece la custodia compartida como preferente frente a la individual.

Además, Valencia y Navarra tienen leyes en trámite, y Catalunya aprobó el pasado julio el carácter preferente de la medida, aunque no se otorgará por defecto como, por ejemplo, sí se prevé en Aragón. En este caso, si no hay un acuerdo entre los progenitores, será el juez quien decida cuál de los dos asume la custodia de los menores.

“¿Por qué los hombres plantean la custodia compartida y no la completa? ¡Qué se queden ellos solos al cuidado de los hijos! Detrás de su petición está el desinterés y la indiferencia por el cuidado del menor”, denuncia la feminista Ana María Pérez del Campo. Para Marisa Soleto, la custodia compartida preferente es peligrosa porque “relaja los mecanismos que tiene el sistema judicial para proteger los intereses del menor”.

Las posturas no se encuentran, como se vio el martes pasado tras el pleno del Ayuntamiento de Madrid. Partidarios de uno y otro bando se enfrascaron a la salida en una acalorada discusión. El debate social está, de nuevo, abierto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s