Prohibido vestir como hombres, los pantalones los llevo yo

Francia quiere derogar la «ley del pantalón»

24 Julio 10 – Álvaro del Río – París http://www.larazon.es/noticia/7645-prohibido-vestir-como-hombres

Escondido entre legajos, en el país de la moda dormía una ley que prohíbe a las mujeres vestir con pantalón. No todos quieren derogarla, pero Carla Bruni da ejemplo

Carla Bruni-Sarkozy es, por su asiduidad a esta prenda, una Primera dama en pantalón, pero tamaña banalidad a nadie corre el riesgo de sorprender. De no ser porque la inquilina del Elíseo y esposa del presidente de la República estaría incurriendo en una flagrante ilegalidad. Al menos, técnicamente hablando. Enterrada en otras diez mil normas obsoletas pero, teórica y legalmente, vigentes a día de hoy se encuentra la ordenanza del 16 de brumario del año IX del calendario revolucionario que disponía lo siguiente: «Que toda mujer que desee vestirse de hombre debe presentarse a la Prefectura de policía para obtener una autorización que sólo se expedirá bajo presentación de un certificado oficial de salud».

Semejante osadía no le habría rondado jamás la imaginación a la gran emperatriz Josefina Bonaparte, con la que si algo comparte la consorte presidencial dos siglos después, y seguramente con total ignorancia, es el «sometimiento» a una prohibición: la del uso femenino del pantalón. Con lo que, prácticamente, nueve de cada diez parisinas infringirían la ley cada día.

Heredada de Napoleón Bonaparte, la normativa, adoptada en noviembre de 1800 durante el Consulado y aplicable en París y su región, todavía no ha sido derogada doscientos diez años después. Y no por falta de intentos sino por ausencia de voluntad política.

«Es evidente que la ordenanza hace tiempo que cayó en desuso, que nadie la puede invocar y que la policía no puede detener a una mujer por llevar pantalón, pero no es lo mismo el desuso que la derogación, por lo que simbólicamente sería deseable que por fin se derogara», explica a LA RAZON, Christine Bard, autora de «Historia política del pantalón» (Editorial Seuil).

Moda sin género

Además de por el paso del tiempo, si también ha quedado trasnochada es, según la historiadora francesa, porque por la evolución de la moda y con los avances en materia de igualdad resulta difícil explicar qué significa vestirse de hombre o de mujer. «Lo masculino y lo femenino ya no se definen a través del vestido. La noción de travestismo como recoge la ordenanza de 1800 no tiene valor en tanto en cuanto una mujer puede salir a la calle en pantalones, zapatos planos, una camisa, sin maquillar y no por eso se dirá que va vestida como un hombre», añade Bard, que durante meses ha buceado en los archivos policiales, incompletos en muchos casos, para preparar este libro que se publicará en agosto.

Travestirse en hombre seguirá siendo un delito sin excepciones, salvo por razones de salud, hasta finales del siglo XIX, cuando una circular de 1892, confirmada en 1909, amplía la autorización a aquellas mujeres que entre sus manos sostengan «el manillar de una bicicleta o las riendas de un caballo». No es un avance descomunal, pero sí un paso adelante aunque, según Bard, especialista de la historia del feminismo y de la identidad femenina, no será hasta los años 60 cuando las mujeres le hagan, definitivamente, un hueco al pantalón en su armario. Eso sí, gracias al trabajo de feministas pioneras decimonónicas como la escritora George Sand o la pintora Rosa Bonheur. «Fueron de las primeras en adoptar una identidad masculina. Sabían que transgredían los códigos de la vestimenta y lo hacían con prohibiciones, amparadas por el Código de Trabajo, como el uso del pantalón en ciertas profesiones femeninas». Es el caso de vendedoras, azafatas y otras muchas empleadas sin otro remedio que aceptar la falda por razones de imagen si quieren conservar su puesto. Y hasta principios de los ochenta las diputadas tenían vetado el acceso a la Asamblea Nacional si se presentaban con el atavío característico del sexo opuesto.

Pero ha ganado tanto terreno la democratización del pantalón que es ahora la falda la que peligra de extinguirse. Tan adepta es Carla Bruni al pantalón como lo era la política francesa Michelle-Alliot Marie en su época de ministra de Defensa, o siguen siéndolo dirigentes de partidos políticos, como la socialista Martine Aubry. A nivel internacional, la canciller alemana, Angela Merkel, es quizá, el mejor ejemplo. ¿Cuestión de credibilidad? «No exactamente», responde Christine Bard. «Ponerse el pantalón sigue siendo en nuestros días una manera de no ceder a la sexualización del cuerpo y las mujeres que están en la esfera pública lo que buscan es evitar una mirada sexista y sexualizante del público. Neutralizar su apariencia. De hecho, se les suele recomendar para que se sientan más seguras».


Faldas recortadas

Sin embargo, desde hace unos años otra estrategia,  radicalmente opuesta, se erige en competidora abogando por un estilo ultra-femenino. Entre sus mejores representantes en la política gala, la ex titular de Justicia, Rachida Dati, cuyo posado para una revista de actualidad, enfundada en un vestido Dior y con afiladas botas de cuero, arrancó suspiros y más de un comentario en la prensa. Y también la actual secretaria de Estado para el Desarrollo de la Economía Digital, Nathalie Kosciusko-Moriset, que no tuvo empacho en mostrarse con un traje tan transparente que apenas disimulaba la ausencia de sostén.

Pero pese a los progresos, la expresión «¿quién lleva los pantalones?», tan válida en francés como en español, no ha desaparecido del lenguaje corriente. Y aun rezumando un aroma a tiempos pasados, sigue identificando esta prenda, atributo históricamente masculino durante siglos, al desempeño del poder. «Pero sobre todo, cuando se emplea     –matiza Christine Bard– es para mostrar  el riesgo de una inversión del equilibrio de fuerzas, de intercambio de roles, entre el hombre y la mujer». Un riesgo que siempre ha existido; y siempre, muy temido.

La primera no fue la última

Las caricaturas del siglo XIX atestiguan cómo las feministas pioneras aparecen masculinizadas y ridiculizadas sistemáticamente con un pantalón. Y es que el hombre, temeroso de que usurpándole su apariencia le arrebataran el poder, siempre ha tenido miedo del mal llamado «sexo débil». La pintora francesa Rosa Bonheur (1822-1899) fue la primera mujer, de la que se tenga constancia, en vestir pantalones, además de llevar el pelo corto y fumar habanos. No fue fácil, porque para poder vestirse como un hombre en esa época, Rosa debía pedir un permiso administrativo «por motivos de salud», prohibiéndosele asistir así vestida a fiestas, bailes o espectáculos al aire libre. Rosa Bonheur argumentaba su solicitud porque tenía que asistir a ferias de ganado y le era más cómodo ir con pantalones.

Tampoco ocultó su homosexualidad.

Anuncios

6 comments

  1. Felicitaciones, que bueno que se vuelva a usar las faldas y los vestidos con falda para los varones, por moda, por innovacion, por salud y por comodidad. El pantalon, la correa y los boxer ajustados estan propiciando la propagacion de enfermedades como la impotencia, esterilidad,y muchas mas. NInguna parte del cuerpo del hombre se maltrata, o magulla tanto como los genitales. Las faldas y los vestidos son faldas son muy comodos y saludables

  2. Las faldas por anatomia, le favorecen mas a los varones.Las faldas, y los vestidos con falda para los caballeros estan de moda, y ademas por salud, y comodidad son una necesidad. El pantalon y sus accesorios son una tortura; ninguna parte del cuerpo de un varon se ve tan afectada, y comprimida, como los genitales; y luego padecen de: impotencia, esterilidad, problemas de prostata, y posiblemente cancer del testiculo. Las ingles de los hombres son muy maltratadas, por el tiro del pantalon, elcalzoncillo boxer, y el cinturon (que sirve de torniquete, y produce mala irrigacion sanguinea, afectando el aparato digestivo, el sistema urinario, el aparato reproductor, y mucho mas. Lo mas indicado para vestirce un hombre es una falda o un vestido con falda; asi protegera su virilidad

  3. Otro comportamiento machista,, usar las faldas para protestar es como querer denigrar de la mujer por su atuendo de vestir.
    Las faldas, las deben usar los varones por que lo que mas se acomoda a su anatomía, y como dicen, por SALUD, POR RESPETO, Y COMODIDAD; pero no para protestar Alguna vez salieron las mujeres en pantalones para protestar?.
    Algunos señores piensan que por ser hombres pueden andar descamisados, mal hablados, y orinándose en cualquier lado.
    Mejor vuelva a usar sus faldas por razones adecuadas; y no tengan temor de vestir con faldas, ni de orinar sentados que la hombría no se acaba por orinar sentado, ni por vestir con faldas.

    1. Resulta que las mujeres tuvieron que luchar por poder ponerse los pantalones y protestar con ellos. Sería bueno documentarse. Por otro lado las motivaciones para usar unas prendas u otras me parecen todas válidas pero no hay que olvidar que los pantalones concentran un alto poder simbólico como símbolo de la superioridad y del poder masculino. Véase por ejemplo la campaña machista que realizó dockers hace unos años con un llamado a recuperar la hombría y la virilidad. Por otro lado, usar falda es a día de hoy un acto de valentía y desempoderamiento, un acto politico más allá de lo estético y de lo práctico y saludable, cosa que comparto y defiendo. Las mujeres salieron en pantalones a protestar

      https://en.wikipedia.org/wiki/Madeleine_Pelletier
      Madeleine Pelletier dressed like a man to distance herself from femininity, a concept that she saw as a sign of the oppression of women

      ‘Historia política del pantalón’ disecciona la apropiación de esta prenda por las mujeres
      http://cultura.elpais.com/cultura/2012/04/20/actualidad/1334914119_972381.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s