Nuevo enlace: Bellas durmientes

Bellas Durmientes es un proyecto colaborativo de sensibilización contra la violencia machista. De denuncia y homenaje a todas las mujeres que han muerto en manos de sus parejas o ex parejas en España. Bellas Durmientes que ya no podrán despertar, y que nos recuerdan que no podemos permitir que la tragedia de sus muertes se agrave con el olvido.

Paco Nogales, artista performativo, nos ofrece este espacio de denuncia y arte.

Mi homenaje a la se ha hizo realidad en NUDO Teatro el día 11 de Marzo de 2010 a las 23,00h. con la acción “La buena María”.

La Buena María es una pieza que analiza la jerarquización masculina a partir de la “Historia sagrada” en la que se recogen distribuciones de roles de sumisión y papeles productivos: La mujer como fábrica de HOMBRES.

Una capilla con un ojo de dios que es sustituido por un pene se muestra para su adoración ante el público. El pene de dios eyacula sobre una galleta maria que se va inflando a modo de embarazo y al estallar “da a luz” otro pene que es colgado en una cruz sobre la capilla que representa a dios padre. La imagen central de la acción es una imagen prestada a Analía Beltrán i Janés en la que se representa la línea de adscripción al árbol genealógico: Fotografías de mujeres, de ceremonias de bodas, de mujeres rodeadas de sus hijas e hijos, de niñas, clavadas a su tronco familar junto con galletas María Fontaneda, “La Buena María”. A su alrededor cajas con fotografias de mujeres bailando rellenas de tiras de papel de seda rojo han sido machadas con un palo al grito de “puta!” y el papel rojo de su interior cubre el suelo.

El concepto “Buena María” implica que hay “malas Marías”, aquellas que se atreven a usar su cuerpo de forma autónoma en producciones de autoplacer o autodesarrollo que se alejan de la única producción que les está permitida y a la que está obligada una “Buena María”, fabricar HOMBRES. Cuando una María se aleja de su papel productivo, la violencia, e incluso la aniquilación, está culturalmente justificada.

“La buena María” propone una revolución masculina tendente a revisar nuestro papel, centrada en la reflexión sobre las violencias y microviolencias que ejercemos los hombres y que están justificadas y alentadas por la maquinaria cultural y se transmiten generacionalmente.

Hacernos cargo de la herencia de dominación que como hombres hemos recibido. Reflexionar sobre cómo una herencia tan potente está presente hoy en nuestras vidas y tiene repercusión en mayor o menor medida sobre todos aquellos seres que no son hombres. Aceptarlo e integrarlo en nuestra conciencia y nuestra emocionalidad son pasos necesarios para acabar con el ciclo de la dominación.

Pero la dominación tiene también sus efectos en el dominador, el dominador DEBE ser fuerte, DEBE ser insensible, DEBE no ser empático, DEBE no mirarse como un sujeto que “necesita”, DEBE adoptar el pensamiento único de la dominación, DEBE SER UN HOMBRE.

La Buena María es una aportación y un estímulo para la asignatura pendiente de los hombres: Re-pensarnos como los hombres que somos y queremos ser y no como los hombres que DEBEMOS ser. Un estímulo para el inicio de la revolución masculina pendiente.

Una revolución que la nunca podrá ver.

Ver vídeo en:
http://www.youtube.com/watch?v=mSHJqkTVbBc
Filmación y edición: Tomoto- La pieza

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s