Archivan la denuncia del juez serrano contra la presidenta del observatorio de violencia de género

– Por injurias y amenazas MADRID, 04 (SERVIMEDIA)

La Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Sevilla ha decidido archivar la denuncia interpuesta por el juez de Familia Francisco Serrano Castro por injurias y amenazas contra la presidenta del Observatorio de Violencia Doméstica y de Género, la vocal del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) Inmaculada Montalbán.

Serrano decidió querellarse contra Montalbán por el contenido del comunicado que emitió el 14 de diciembre de 2009 en contestación a la entrevista concedida días antes por el magistrado al diario “El Mundo”, en la que éste se refería al “mito de las denuncias falsas”, la ausencia de condenas o datos sobre muertes violentas de hombres en el ámbito familiar y la “estigmatización” de los detenidos en aplicación de la Ley Integral contra la Violencia de Género.

El juez sevillano consideró injurioso que Motalbán dijese en su comunicado de respuesta que sus declaraciones eran “carentes de rigor, denotando desconocimiento o insensibilidad ante un problema social de Derechos Humanos” y le tachase de “ignorante, insensible e irriguroso”.

Además, aseguró que el hecho de que la presidenta del Observatorio terminase su comunicado señalando que sus afirmaciones se producían “sin perjuicio de las posibles responsabilidades que pudieran derivarse de las presentes declaraciones” constituía una amenaza contra él.

En el auto hecho público hoy, los magistrados de la Audiencia Provincial de Sevilla, presididos por Javier González Fernández, han estimado el recurso presentado por la Fiscalía contra la admisión a trámite de la denuncia, decretada por el Juzgado de Instrucción número 10 de Sevilla el pasado 30 de diciembre de 2009.

Ese órgano jurídico envió la causa al Tribunal Supremo, órgano competente para investigar a Montalbán, que ostenta la condición de aforada nacional como vocal del CGPJ.

El tribunal considera que Motalbán ejerció sin extralimitarse su derecho a la libertad de expresión y que no menoscabó la fama o el honor de Serrano. Las expresiones consideradas injuriosas “no son más que la exteriorización pública de una actitud crítica frente a la actuación pública anterior de Serrano y no rebasan los límites constitucionales del ejercicio de la libertad de expresión”, señala el auto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s