Hombres con valores igualitarios – Historias de vida, logros alcanzados y cambios pendientes

Ser trata de un Informe realizado por Susana Covas,  con la colaboración de Javier Maravall y Luis Bonino, que ha sido publicado online por el Ministerio de Igualdad. Enlace Hombres con valores igualitarios – Historias de vida, logros alcanzados y cambios pendientes

12. RECOMENDACIONES

Si bien consideramos que es necesario promover la implicación activa de los hombres en la construcción de la igualdad de género, a la luz de las conclusiones de este informe, creemos que puede resultar de utilidad tener en cuenta las siguientes valoraciones, en el diseño de cualquier programación que pretenda cumplir con esos objetivos:

  • La transformación de la identidad masculina no pasa solamente por una modificación de roles, adquisición de nuevas competencias emocionales o apuestas por valores igualitarios, sino por una puesta en práctica de la equivalencia existencial y la reciprocidad, requisitos básicos de un trato respetuoso entre iguales.
  • El cambio masculino es posible, pero no se debe ignorar que para los hombres se trata de un proceso que provoca muchas resistencias, por lo que, sin un adecuado seguimiento, fácilmente puede derivarse hacia otros horizontes diferentes al logro de la erradicación de la desigualdad.
  • La deslegitimación del modelo masculino tradicional interiorizado y el compromiso social contra las injusticias sociales, si bien favorecen la toma de conciencia de la necesidad del cambio, no son garantía de que se emprenda el camino adecuado.
  • Los hombres que van evolucionando, no tienen demasiada dificultad en cambiar ciertos aspectos del rol masculino tradicional, en tanto no les suponga pérdida de poder existencial sobre las mujeres.
  • Hasta hoy, el cambio es forzado por las mujeres y casi no existen iniciativas desde los mismos hombres para una práctica cotidiana de comportamientos igualitarios.
  • Los hombres tienen tendencia a sobrevalorar los propios logros y a ser autocomplacientes y por ello suelen rápidamente autodenominarse “diferentes” o “igualitarios”, confundiendo aspiraciones con realidades. Cuando esto coincide con la necesidad de muchas mujeres de comenzar a disfrutar de esos cambios, puede generarse un efecto de fascinación que sólo responda a idealizaciones.

De todas estas valoraciones se desprende la necesidad de:

  • Insistir en la promoción del cambio masculino en todos los ámbitos, especialmente en lo que constituye el núcleo duro de la desigualdad, que hoy en día se asienta en lo cotidiano de los ámbitos doméstico y privado.
  • Subrayar la importancia de generar iniciativas masculinas para la transformación: un trato igualitario no puede seguir dependiendo exclusivamente del esfuerzo de las mujeres.
  • Alentar la desarticulación de los modelos de masculinidad tradicional, apuntando no sólo a sus aspectos periféricos (roles y comportamientos), sino al núcleo duro legitimador del machismo y del sexismo, como lo es la posición de superioridad que los hombres se otorgan sobre las mujeres y la disponibilidad existencial que siguen exigiendo de ellas.
  • Explorar y revisar la tendencia masculina a naturalizar desigualdades y a proponer “igualdades autorreferentes” (“ella me enriquece/yo la dejo crecer”), sin medir las consecuencias que generan en la vida de las mujeres-Revisar los modelos masculinos, no sólo en beneficio propio: aliviarse de las exigencias que supone ser el protector y único proveedor económico, pero seguir esperando que las mujeres sean las únicas proveedoras existenciales, amplía la brecha de la desigualdad.
  • Visibilizar el coste femenino de ser las eternas “nutridoras” y desnaturalizar la cesión de energía vital que eso supone.
  • Rescatar la importancia de las figuras que cubren necesidades existenciales, despojándolas de los sesgos de género. Para ello debe romperse la dicotomía ser para sí mismos/ser para los demás, propia de la distribución tradicional de identidades asignadas a hombres y a mujeres.
  • Promover en los hombres el desarrollo y ejercicio de la función nutridora (que requiere disponibilidad, presencia, empatía con las necesidades de las personas, y no sólo presencia y afecto), en todos sus ámbitos vitales, con las mujeres, con otros hombres y con l@s niñ@s.
  • Aprender a diferenciar entre lo que supone la solidaridad con las mujeres, de lo que significa la verdadera legitimación de las mujeres como personas dueñas de sí mismas, con necesidades propias y derecho a satisfacerlas.

Por otra parte, dado que las conclusiones de este informe corresponden a la información obtenida sobre un único perfil de hombres con valores igualitarios, se recomienda ampliar el análisis a los otros perfiles existentes dentro de esa misma categoría. En este sentido, cobran especial interés los más jóvenes, con el objetivo de indagar entre otras cuestiones, el impacto que las políticas de Igualdad llevadas a cabo en España en los últimos 15 años, estén generando en sus comportamientos.

ÍNDICE

1. Introducción………………………………………………………………………6
2. Objetivos…………………………………………………………………………..8
3. Marco referencial……………………………………………………………….. 9
4. Metodología…………………………………………………………………….. 11
ANÁLISIS Y RESULTADOS
5. Percepciones generales……………………………………………………… 14
6. Historias de vida……………………………………………………………….. 17
6.1. Contexto familiar
6.2. La etapa escolar
6.2.1. Escuela primaria
6.2.2. Instituto
6.2.3. Universidad y participación social
6.3. Primeras relaciones de pareja
7. Elementos comunes: ¿variables condicionantes?…………………………..33
7.1. Etapa infanto-juvenil
7.1.1. Empatía con la madre
7.1.2. Déficit afectivo
7.1.3. Experiencias escolares alternativas al modelo convencional
7.1.4. Incomodidad ante el modelo masculino tradicional
7.1.5. Referentes femeninos en la familia
7.1.6. Experiencias traumáticas
7.2. Etapa adulta
7.2.1. Contacto directo con la violencia y los malos tratos
7.2.2. Preocupación por sus hijas
8. Proceso de transformación hacia estilos de vida más igualitarios…. 40
8.1. Toma de conciencia
8.2. Compañeras sentimentales feministas: factor decisivo en la práctica
concreta
8.3. El cambio forzado
8.4. Grupos de reflexión para hombres
8.5. Contactos con el Feminismo
8.6. Violencia de género
8.7. Información adicional
9. Dificultades y contradicciones……………………………………………… 56
9.1. Percepciones generales
9.2. La pareja
3
9.2.1. Tú enséñame a sentir, yo pienso por amb@s
9.2.2. Lo masculino vale más
9.2.3. Un proceso lento: primero yo
9.2.4. Reciprocidad: una cuestión pendiente
9.2.5. ¿Quién toma las decisiones?
9.2.6. Beneplácito por la reacción explosiva de ellas
9.3. La paternidad
9.4. Las amistades y otros vínculos masculinos
9.5. El ámbito de lo doméstico
10. Costes y beneficios …………………………………………………………..69
11. Síntesis y conclusiones.……………………………………………………..73
12. Recomendaciones……………………………………………………………..86
13. Bibliografía………………………………………………………………………88
Anexo: datos de la muestra………………………………………………………90

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s