¿Se puede hablar de “UN” movimiento de hombres?

En este momento en el que se está intentando buscar instaurar un Encuentro Estatal de Hombres por la Igualdad en España, quizá sea interesante rescatar un artículo de Michael Flood, en el que nos explica que en los Encuentros Anuales Australianos de Hombres engloban una gran diversidad de grupos y redes, e incluso una cierta lucha y conflicto entre las cuatro ramas del mismo. Dispones de la traducción de Chema Espada al artículo “Cuatro corrientes” (Four streams) extraído de la revista australiana “XY. Hombres, sexualidad y políticas” -6(3), primavera 1996. XY, PO Box 473, Blackwood, SA, 5051, Australia-, en el siguiente enlace.
Web de XY Revista de Hombres, Masculinidades y Políticas de Género

Anuncios

Un comentario

  1. ¿Somos todos los hombres organizados “hombres por la igualdad”? Extraído del blog del Grupo de Hombres por la Igualdad de Áraba

    La opinión de los hombres, 23.7.07

    Empar Pineda afirmaba en el telediario de TVE1 que en la lucha por la igualdad era cada día más fundamental la implicación masculina. Este es un tema complejo, y convendría matizarlo. De entrada, la implicación masculina en el desarrollo y potenciación del feminismo ha sido en muchos aspectos notable, con la presencia de líderes y especialistas de diferentes campos varones que han apoyado constantemente las medidas femicéntricas que el feminismo plantea, y por otra parte la aceptación de diferentes políticas sociales por parte de los hombres de a pie, que con sus impuestos subvencionan las instituciones y acciones feministas. Sin embargo los hombres aún no tenemos ninguna ideología o institución gubernamental que corrija nuestra discriminación. Al considerarnos como privilegiados se condena nuestra problemática a la invisibilidad y se nos hace muy difícil encontrar una vía liberadora propia que apele genuinamente a lo masculino. Afortunadamente cada vez son más numerosos los hombres que desarrollan un incipiente masculinismo desde organizaciones como Mandefender o las APFS. Esto contribuye a una mayor armonía entre los dos sexos, y ayudará a los hombres a asumir un significativo papel en la lucha contra la discriminación sexual, al ofrecerles una visión con la que simpatizarán y que les demostrará que, por fin, en la lucha por la igualdad han dejado de ser los grandes olvidados.
    Gustavo Revilla

    Desde mi punto de vista es una actitud realmente negativa. No pone en duda la responsabilidad histórica de los hombres en la opresión de la mujer y de sus consecuencias en cada lugar y cada momento de la misma.

    A tener muy presente pues entiendo que es una vuelta de tuerca dialéctica para sentar la prevalencia del macho.

    Ondo izan

    Javi Ruiz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s